La BECyT, un proyecto complejo pero imprescindible

Más de 150 personas asistimos hoy a un Seminario sobre la contratación consorciada de recursos electrónicos en el sur de Europa, organizado en Madrid por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT). José Manuel Báez presentó el proyecto de Biblioteca Electrónica de Ciencia y Tecnología (BECyT), que debe plantar sus cimientos este año para echar a andar el 1 de enero de 2008.

Con ello España tendrá un único consorcio para negociar las licencias nacionales de acceso a los grandes proveedores de información electrónica. Un modelo que ya se da en países como Portugal, Grecia o Francia, cuyos responsables contaron con exposiciones en el seminario. Se romperá la actual situación en la que cada Comunidad Autónoma está haciendo la guerra por su cuenta. Pero esta situación actual también puede aportar algo positivo: se acumula una experiencia negociadora, como quedó demostrado en la mesa redonda en la que intervinieron representantes de diferentes consorcios autonómicos, el CSIC o Rebiun. No partimos de cero, y los responsables de la FECYT mostraron su interés por aprovechar este bagaje.

Otro aspecto relevante destacado en las exposiciones, es la necesidad de equidad en el acceso para todos los agentes públicos que intervienen en el sistema I+D. Los profesionales de bibliotecas del área de la salud reclamaron no quedar fuera. Quedó claro que existe la voluntad de integrarlos, así como los centros y parques tecnológicos, no sólo las universidades y opis.

La puesta en marcha parece compleja, porque la financiación será compartida entre la Administración Central, las Comunidades Autónomas y las instituciones participantes, un tinglado que no tienen ninguna de las experiencias anteriores. En el 2008 se iniciará con un conjunto nuclear de paquetes (Elsevier, Springer-Kluwer, Blackwell-Willey, Taylor & Francis, Nature, Sage y Science). Durante este año se van a iniciar las prenegociaciones. Más adelante se ampliará el número de recursos.