La lectura en una Sociedad 2.0

Catuxa Seoane

Hace tiempo los expertos y sus estudios sobre el índice lector de niños, jóvenes y adultos, están amedrentándonos con la problemática de que no se lee, y cada vez lo hacemos menos. Pero es un mundo en donde la infoxicación documental está a la orden del día, en donde no damos un paso sin que un cartel con luces de neón nos anuncie algo es eso ¿Verdad o mentira?

Vivimos totalmente anegados de información, en múltiples soportes, la lectura ya no es hoy unívoca y leer no se refiere únicamente al acto de comprender un texto en papel, sino que nuestro día a día se sucede entre lecturas textuales, visuales y audiovisuales.

Nos levantamos con la radio, desayunamos con la prensa, empezamos la jornada laboral leyendo el correo electrónico, seguimos con informes, memorias, instancias, etc, merendamos entre mensajes de chat y sms y cenamos con películas hasta caer en brazos de Morfeo con un libro entre las manos.

No es que ahora no se lea, creo que nunca se ha leído tanto como ahora, pero lo hacemos de diferente forma y con diferente ritmo. Incluso ahora en donde existe la posibilidad de escribir a dos, diez y cien manos una entrada de una enciclopedia, en donde no somos nadie si no pertenecemos a una red social y en donde todo pasa por “buscar en Google”, la lectura es más que nunca, una necesidad y el placer lector, la lectura de evasión, cada vez más es un lujo al alcance de pocos…

Y no olvidemos tener siempre presente los derechos del lector que tan acertadamente proclamó Daniel Pennac:

  1. El Derecho a No Leer.
  2. El Derecho a Saltarse las Páginas.
  3. El Derecho a No Terminar el Libro.
  4. El Derecho a Releer.
  5. El Derecho a Leer Cualquier Cosa.
  6. El Derecho al Bovarismo.
  7. El Derecho a Leer en Cualquier Lugar.
  8. El Derecho a Hojear.
  9. El Derecho a Leer en Voz Alta.
  10. El Derecho a Callarse.

Y es que hay verdades como puños: nunca tuvimos a nuestro alcance, tanto por leer, y tan poco tiempo para hacerlo…

Catuxa Seoane
(Catuxa Seoane es coautora del blog Deakialli DocuMental).

0 comentarios Escribir un comentario

  1. Pingback: Deakialli DocuMental » Blog Archive Leer o no leer en una Sociedad dospuntocero » Deakialli DocuMental

  2. sonando a paradoja, creo que ahora muchos mas leen mucho, y muchos menos leen menos de lo que debieran.

  3. Pingback: De libros » Blog Archive » Los derechos del lector

  4. Es verdad que cada vez más letras vienen a nuestro encuentro, pero hay otras dos certezas que debemos barajar a la vez:
    1. mucha gente sigue sin leer o lee mecánicamente, sin que el contenido le haga detenerse un segundo, sin que le despierte la imaginación, le haga sonreir o le haga pensar.
    2. hay que leer de todo y aprovechar el poco tiempo que tenemos para ello pero no nos engañemos, leer veinte sms o intentar adivinar que hay escrito en el libro que llevamos en el metro, entre decenas de personas que se entrecruzan, entre empujón y empujón y con el sonido atronador del MP3 del de al lado de fondo no tiene absolutamente nada que ver con LEER. Leer con tiempo, espacio y concentración adecuados y con el efecto que se supone que perseguimos cuando se trata de fomentar la lectura: crecer en pensamiento, en ensoñaciones, en libertad, y disfrutar inmesamente con ello. A mi modo de entender, las reglas de Pennac encajan mejor con este modelo de lectura.

    Es verdad que algunos, por nuestro trabajo tenemos que hacer constantes lecturas “profesionales” pero somos unos pocos en comparación con el porcentaje de población que no lee o mal-lee ¿Leemos más? ¿quién lee más de media hora al día antes de dormir? ¿quién tiene el privilegio de leer el periódico de cabo a rabo todos los días?

  5. Pingback: meneame.net

  6. Pues tienes razón cuando dices que “…nunca tuvimos a nuestro alcance, tanto por leer, y tan poco tiempo para hacerlo”: lectura/escritura en enciclopedias, Relatos a la “2.0”. Me da la sensación que el mundo tiene ahora mismo un poder grande a la hora de elegir lo que quiere leer, pero al parecer no nos damos cuenta.

  7. Pingback: Leer para… « El Navegante

  8. Leí su artículo y no sé qué significa la palabra infoxicación, la busqué en el diccionario de la Real Academia y no encontré nada, agradecerá me informara sobre su significado.

  9. Marcela:
    El concepto de Infoxicación está muy extendido, pero como toda jerga profesional no es fácil que llegue a la RAE. Si la memoria no me falla, se trata de un neologismo propuesto por Alfons Cornella (ESADE, Infonomia), hace por lo menos una década, para reunir en una sola palabra el concepto de intoxicación informacional, muy común hoy en día, en el que es habitual recibir más información de la que humanamente puedes procesar y te produce en consecuencia una sensación de ansiedad. En inglés el término es information overload (que si tiene entrada en wikipedia.org).