Réditos de la comunidad de prácticas 2.0

Hace unos días en IWETEL Miguel Ángel del Prado Martínez, miembro del Servicio de Documentación y Archivos de CEPYME Aragón, anunciaba la puesta en marcha de un nuevo blog profesional, CEPYME Aragón-Documentación.

En SEDIC nos ha alegrado saber que además de ANABAD y Jorge Serrano, también habíamos contribuido de alguna manera al nacimiento de este blog:

animado por el ambiente 2.0 que toda la profesión respiraba a través de la comunidad de prácticas “Web social para profesionales de la información” organizada por el SEDIC

Desde aquí les deseamos mucha suerte en la andadura de este nuevo blog profesional.

Puede que el ejemplo del blog de CEPYME se nombre mañana en la Jornada que organiza SEDIC sobre “Acercamiento Profesional a la Web Social”, donde Natalia Arroyo e Isabel Fernández, dos de las tutoras de esta experiencia formativa 2.0, harán un balance de la Comunidad de prácticas b2.0+. Si la comunidad consiguió sumar nuevos miembros y animó a otros profesionales como Miguel Ángel a probar las herramientas de la web 2.0 para aplicarlas en su trabajo diario, sin duda el balance ha de ser positivo.

Además tendremos la oportunidad de escuchar a David Lee King, un bibliotecario americano que habla, piensa y escribe sobre web y nuevas tecnologías aplicadas en bibliotecas. David hablará sobre el manejo de las herramientas 2.0 en las bibliotecas de EEUU, a las que cada vez tenemos menos que envidiar y a las que cada vez nos acercamos más en el uso de la web 2.0, a juzgar por lo que se ha visto estos días en el IV Congreso Nacional de Bibliotecas Públicas, por donde ha pasado también este bibliotecario.

Desde Santiago Catuxa ha estado compartiendo en Deakiallí sus anotaciones sobre las ponencias y presentaciones. Muy recomendables.

0 comentarios Escribir un comentario

  1. Muchísimas gracia por los ánimos. Estoy convecido que fuimos muchas/os las/los que a través de la Comunidad de prácticas b2.0+, no sólo visualizamos los beneficios que podían aportar las herramientas de la web 2.0 en nuestros entornos profesionales, sino que nos dio el empujón para lanzarnos a la piscina, sabiéndonos arropados por toda una “comunidad 2.0”.