Presencia de SEDIC en el Encuentro de Académicos, Estudiantes y Profesionales en León

El pasado viernes 17 de octubre fui invitado a participar en una mesa redonda sobre las competencias profesionales, dentro del I Encuentro de Académicos, Estudiantes y Profesionales de la Información, organizado por el Área de Biblioteconomía y Documentación de la Universidad de León. En este blog haré tan sólo un pequeño resumen de esta intervención, ya que no me es posible realizar un resumen general de todo el encuentro.

Lógicamente, sobre este tema cabía destacar las aportaciones realizadas desde SEDIC a la sistematización de las competencias profesionales (versión española del euro-referencial), así como los datos y opiniones que pueden extraerse de las encuestas y la experiencia de su bolsa de trabajo. Como aportación personal realicé unas sugerencias concretas de cara a la mejora de la imagen colectiva para buscar una mayor confianza en los profesionales de la documentación por parte de los empleadores en la empresa:

  • El dominio de las nuevas tecnologías no puede demostrarse con títulos académicos, hay que mostrar realizaciones concretas. Hay un terreno muy amplio para personas autodidactas, cuyas habilidades sí son demandadas por las empresas y necesarias también en las instituciones públicas.
  • Sería muy útiles que se consolidaran títulos de especialización en ámbitos de aplicación concretos. Los cursos tipo conglomerado de asignaturas no garantizan la formación, por que dan imagen de tratamiento superficial. La reforma de los estudios de grado es importante, pero para la imagen social de la profesión tendrán mayor impacto el panorama de los títulos de postgrado.
  • La formación en los centros de trabajo es fundamental. Sería muy importante que pudiéramos tener centros de referencia que pudieran contribuir de forma seria a la enseñanza académica, empresas tipo spin-off o instituciones públicas. se trataría de desempeñar una función de semillero, de modo que puedan aportar un prestigio al CV de todas las personas que pasen por ellas.
  • Es imprescindible tener presencia en nuevos campos emergentes, en los que hay que competir con otros profesionales: web 2.0, web semántica, vigilancia tecnológica, bibliotecas digitales. En estos campos, la organización de cursos, jornadas y seminarios contribuye a la visibilidad de las aportaciones de los profesionales de la documentación.
  • Hay terreno para nuevas empresas de servicios documentales que puedan afrontar la creciente externalización de funciones básicas en las organizaciones.

En definitiva, construir la imagen del futuro de la profesión sobre la base de la profesionalidad y la innovación.