Presentación del libro «120 años de la Asociación de la Prensa de Madrid en fotos (1895-2015)»

portadaAPMEl 31 de mayo, fecha del 121 aniversario de la fundación de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), se presentó el libro conmemorativo, obra de Bernardino M. Hernando —archivero-bibliotecario de la Junta Directiva durante las dos últimas décadas— y Juan Manuel Bernardo, su documentalista desde hace catorce años. El libro contiene dos centenares de fotografías del archivo de la Asociación. Algunos fueron asociados de la APM e incluso miembros de sus juntas directivas que tuvieron la generosidad de regalar sus obras y, dejar testimonio de una vida y actividades que no siempre aparecen en textos documentales. Recordamos algunos de esos nombres: Alfonso, Campúa, Santos Yubero, Torremocha, Pastor…

Sin embargo la idea original de este libro de fotografías que presentamos no fue la de rendir homenaje a los fotógrafos, sino dar testimonio de dos cosas: del apartado fotográfico de nuestro archivo y de los 120 años de historia de la APM, aunque no en exacta y minuciosa cronología.

En los archivos, la sección de fotografía ha sido tradicionalmente poco menos que desdeñada. Un ejemplo más de esta escasa valoración puede ser, entre otros tantos, nuestro Archivo APM: un montón de fotografías era, hasta hace poco, todo nuestro acervo.

Podemos tener en cuenta, no obstante, que además de una guerra de tres años (1936-1939) que arrasó con tantas cosas, propiedades y tesoros, la APM pasó por varias sedes (hoy vivimos en la sexta) y cada cambio de sede supone, por mucho cuidado que se tenga, olvidos y pérdidas. Hubo sin duda muchas fotografías de la APM que se perdieron, otras, quizá, nunca se hicieron y algunas pasarían a otros fondos inencontrables. Así se justifican muchos de los vacios que cualquier lector atento va a descubrir en este libro.

La parte más íntima y entrañable del archivo fotográfico de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) es la colección de fotografías personales que contienen los expedientes de los asociados. La mayoría no brilla por su estética ni por la aplicación experta de grandes fotógrafos: son fotos de carnet, pequeñas fotografías de pimpampum. La selección que ofrecemos se refiere a periodistas y sus familias de quienes aún se conserva memoria y fama para más fácil localización por parte del posible lector.