Entrevistas a profesionales: José Luis García Martínez, jefe del Área de Archivo en el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas

José Luis García Martínez es doctor en Historia del Arte y funcionario del Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos. Desempeña el cargo de jefe del Área de Archivo en el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas (sección Administraciones Públicas). Con él continuamos la serie de entrevistas con la que queremos acercarnos a la realidad profesional de nuestros socios.

foto_joselgm

José Luis García Martínez, jefe del Área de Archivos en el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

¿En qué sectores has trabajado hasta el momento actual?

He pasado por diferentes archivos, desde los municipales, pasando por el Archivo Histórico Provincial de Cuenca, el Archivo General de la Marina, el del Cuartel General del Ejército y, desde hace seis años, el Archivo Central del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. Con ello he conseguido una amplia y variada experiencia, ya que he trabajado con documentos de distintas épocas, desde los pergaminos medievales hasta el documento electrónico.

¿Cómo te has preparado para acceder a tu puesto de trabajo actual (formación especializada, oposiciones, etc.)?

Tengo dos licenciaturas, Arte e Historia, y el doctorado en Arte. Esto ha sido muy importante para conocer la documentación muy de cerca. A veces se quiere poner una barrera entre los archiveros y los investigadores. Investigar te permite conocer con más detalle las necesidades y problemas de los usuarios. Por otro lado, la participación en numerosos grupos de trabajo sobre la administración electrónica ha sido una experiencia extraordinaria para estar al día en los profundos cambios que están sufriendo nuestras administraciones públicas.

¿En qué consiste tu trabajo actual/diario?

Desde el Archivo del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas el trabajo que desarrollamos tiene diferentes líneas de actuación. Por un lado estamos trabajando en el diseño de la aplicación Archive, que tiene la vocación de ser el archivo electrónico de las diferentes administraciones públicas españolas, ya que ha sido declarada como un servicio compartido. En un segundo lugar, estamos haciendo un trabajo de coordinación de los archivos de oficina del Ministerio, tanto de los servicios centrales como los de las Delegaciones y Subdelegaciones del Gobierno, Direcciones Insulares y Oficinas de Extranjería. Hemos creado un espacio colaborativo en la Intranet que se está convirtiendo en una herramienta muy útil para coordinar a las distintas sedes de la periferia. En un tercer lugar, estamos elaborando diferentes estudios de valoración de series documentales, ya que la ausencia de espacio disponible, es uno de los mayores problemas que tenemos en los archivos del Ministerio, tanto en los servicios centrales como en los periféricos. Para ello necesitamos eliminar la documentación que no tenga valor histórico o cuya información esté contenida en aplicaciones informáticas.

¿Qué les dirías a aquellos/as profesionales que quieran trabajar en este sector?

Les diría que es un buen momento profesional, ya que los archiveros somos útiles y necesarios para la gestión de la información. Se prevé que en los próximos años se dotarán numerosas plazas. En la actualidad el perfil del puesto de trabajo se debate entre la Historia y el mundo digital. En mi opinión, el archivero debe tener un amplio conocimiento en ambas materias, pues para decidir el futuro de la administración es necesario saber de dónde venimos. ¿Cómo vamos a saber lo que el usuario va a pedir en el futuro si no tenemos un conocimiento amplio sobre nuestro pasado?

1 comentario Escribir un comentario