Colección de fotografías de la Real Academia Española

En el mes de mayo de 2017 el equipo del Archivo de la Real Academia Española culminó un apasionante proceso de recuperación, identificación y catalogación de veintiocho retratos de finales del s. XIX.

Los veintiocho retratos forman parte de un mosaico enmarcado que está colgado en uno de los despachos de la planta noble de la Academia. La firma de un convenio con la Facultad de Ciencias de la Documentación de la UCM con el objeto de que el equipo de investigación FOTODOC se encargase del inventario y digitalización de la colección de fotografías del fondo institucional de la Academia (FRAE), nos hizo prestar mayor atención al mosaico. Había caras de fácil identificación, obviamente; otras no tanto.

© Banco de imágenes del archivo de la Real Academia Española. Fotógrafos, FOTODOC.

© Banco de imágenes del archivo de la Real Academia Española. Fotógrafos, FOTODOC.

El formato que presentaban la mayor parte de los retratos —cartes de visite y cartes de cabinet— nos hizo tomar la decisión de desenmarcar el mosaico para comprobar las traseras, que debían contener información que nos ayudase a documentar las fotografías.

La trasera del marco exhibía una pegatina que avisaba: «Las fotografías no tienen ningún nombre en la parte posterior». Era una invitación formal para comprobarlo.

Al retirar la trasera nos encontramos con que los documentos gráficos se habían fijado a la cartulina azul con papel de tipo Kraft, en muchas ocasiones cubriendo por completo la trasera de las fotos, pero habían quedado a la vista algunos trozos que nos permitieron intuir la identidad de los fotógrafos y los lugares de producción de las fotografías, lo que nos animó a continuar con el trabajo.

Las dos estudiantes en prácticas del Máster de Conservación del Patrimonio Cultural de la Facultad de Bellas Artes comenzaron a retirar cuidadosamente el papel. Aparecieron firmas, dedicatorias, anotaciones manuscritas, sellos, en definitiva, la información necesaria para documentar los retratos y catalogarlos.

El estudio de las características y de la información de los retratos nos permitió identificar no solo a académicos de número y electos de la segunda mitad del s. XIX, sino también a dos académicos correspondientes extranjeros, Benedetto Croce y Antonio Restori, y a un hispanista, Arthur Ludwig Stiefel. No nos ha quedado clara la razón de la inclusión en el mosaico de Stiefel salvo que se tuviese en mente proponerlo como académico correspondiente. Lo que sí parece probada es la intención del secretario Cotarelo de formar una colección de retratos de los académicos, puesto que muchas de las fotografías de la colección institucional aparecen dedicadas al secretario.

El resultado del trabajo se ha publicado en un documento titulado Proceso de identificación y conservación preventiva de veintiocho retratos de académicos de la segunda mitad del siglo XIX. Fichas catalográficas, en el que se explica todo el proceso con detalle. Tanto el documento como los registros de descripción de las fotografías están accesibles en la herramienta de consulta del archivo de la Academia, ver enlace. 

Deja un comentario