Nuestro pequeño homenaje a Bonifacio Martín

El funeral por Boni se celebrará el próximo viernes 11 de noviembre, a las 19:00, en la capilla de la Residencia AMMA (Av. de Madrid, 3, Villanueva de la Cañada, Madrid).

Referencias: está muy cerca de la Universidad Alfonso X el Sabio, y del Colegio Kolbe.

Más información:

http://www.amma.es/actividad/centros/ficha.php?o=189


Ver mapa más grande

boniQuizá este sea uno de los textos más difíciles de escribir, pero para nosotros necesario. Distintas personas asociadas a SEDIC bien desde el Grupo de Trabajo Web 2.0 al que pertenecía Boni, bien desde otras instancias, queremos hacerle un homenaje a nuestro compañero, y amigo en muchos casos, Bonifacio Martín, Boni para todo el que lo conocía, escribiendo unas palabras cada uno como homenaje.

En mi caso compartiré el primer recuerdo que tengo de él: el del primer día que se convocó el grupo de trabajo web 2.0, Boni estaba allí, fué la primera persona que se me presentó, desde ese momento supe que quería trabajar a su lado y aprender de él. Desde entonces ha sido un compañero Necesario: Sus aportaciones al grupo, su colaboración tanto directa como apoyando todas nuestras actividades, la sinceridad que le caracterizaba para decir lo que creía que aportaba y lo que no. Recuerdo especialmente su sonrisa, su calidez, sus ánimos y apoyo constante, no sólo al grupo, si no a nivel personal también. Insustituible.

Beatriz García

 

En el Campus de Colmenarejo de la Universidad el profesor Martín Galán es Boni. Incluso en su época de Vicedecano, Boni, nombre familiar o para los amigos, es el nombre compartido entre todos los alumnos, profesores y personal como el de una persona conocida, amable y afable. Desde la Biblioteca sólo puedo tener un recuerdo admirable por su capacidad de trabajo y su sentido de colaboración, pero sobre todo quiero tener un recuerdo personal para Boni, ese profesor que SIEMPRE tiene una sonrisa que dedicarte al saludar. Y disculpen que hable en presente.

Honorio Penadés

 

Un recuerdo afectuoso para su amabilidad, calidez y profesionalidad. No llegamos a compartir amistad más allá de su muro en Facebook (qué desolador hoy) pero sí algunos encuentros profesionales desde mis comienzos en la documentación y siempre sé mostró tan amable que no fue indiferente.

Isabel Fernández

 

Conocí a Boni en la Carlos III cuando yo era alumna del Máster en Información y Documentación de esa universidad. Unos cuantos años después, tuve la ocasión de reencontrarme con él en las reuniones del grupo de trabajo Web 2.0 de Sedic. Era un gran profesional, pero yo le recordaré siempre como la persona amable y cercana que era.

Pilar Auserón

 

Conocí a Boni personalmente en las primeras reuniones del Grupo de Trabajo 2.0 de SEDIC, era un hombre implicado, gran profesional, creativo y con ganas de trabajar, estábamos encantados de tenerle en el grupo siempre aportando entusiasmo, ideas. En un momento tuvo que dejar de asistir a las reuniones pues sus obligaciones laborales y de atención a un familiar muy allegado a él, se lo impedían, pero siempre estaba ahí alentando y apoyando.

Te recordamos y añoramos, sobre todo tus queridos alumnos a quienes dedicabas toda tu atención. Sus alumnos, amigos, compañeros están mostrando su gratitud también a través de twitter con los hashtag #BonifacioMartinGalan y #mbd_uc3m

Desolación en la profesión

Mª Isabel Sánchez García

 

Desde el primer encuentro con Bonifacio, hace ya 10 años, en la sede de SEDIC, fue un verdadero lujo su amistad.

A esa primera coloración con SEDIC, como profesor de uno de sus cursos, le siguieron otras muchas. Como recuerdo nos queda su profesionalidad, su compromiso, su disponibilidad, su generosidad y su amabilidad en todas y cada una de sus contribuciones a las actividades de SEDIC.

Boni, formas parte de SEDIC. Nuestra profunda gratitud.

Tony, Eva, David, José Antonio, Jesús, queridos compañeros y amigos de Boni, un fuertísimo abrazo.

Rosa Martínez Escudero

 

Un gran recuerdo por su acercamiento y amabilidad. Le conocí en el grupo de trabajo Web 2.0 de Sedic y desde el primer momento abrió sus conocimientos a la colaboración. Desprendía profesionalidad, tanto de forma personal como desde la red. “No te olvidaremos, Boni”.

Juan José Prieto

 

57 comentarios Escribir un comentario

  1. Parece que cuando alguien falta, todo son elogios, pero en el caso de Boni, todo lo bueno que se diga es poco. Boni es una de esas personas a las que uno solo puede dirigir buenas palabras. Gran profesor y magnífica persona, apoyo incansable de sus alumnos.
    Siempre te recordaré como un ejemplo de buen profesor y de mejor persona.

  2. Boni para muchos de mis compañeros/as y para mi era junto con Tomás los profes de marcado, los que nos animaban, nos apoyaban (incluso siendo festivo), los que nos daban tutorias a cualquier hora e incluso nos puntualizaban el más mínimo detalle, buena persona, buen docente… y siempre contento… aun recuerdo la primera clase que tuve… diciendole a un amigo que estaba en la CarlosIII me dice:” Tienes marcado con Boni? y Tomás? son geniales ya verás que bien te va…” y llevaba razón, Boni siempre te recordaremos…

  3. Coincido por completo con lo que dice Beatriz. Era uno de los mejores profesores que he tenido, y el recuerdo que conservo es de alguien que se implicó de verdad en la asignatura, dedicando bastantes más horas de lo que era estrictamente su obligación.

    Tengo muy vivo el recuerdo de cómo, en pleno domingo, cuando se acababa el plazo para entregar una práctica y la gente estaba planteando dudas de última hora a través de los foros, estuvo ahí, respondiéndolas. Y eso es sólo un ejemplo, porque durante todo el tiempo que duró la asignatura estuvo ayudando a los alumnos cuanto pudo, preparando recursos diversos para facilitar el aprendizaje todo lo posible…..

    Igualmente importante es el hecho de que supo crear un ambiente especialmente bueno, incluso con una comunicación que en nuestra asignatura era básicamente on-line.

    No es mi estilo hacer un panegírico por hacerlo, y si tuviera algo negativo que decir, no me temblaría la mano, incluso en un día como hoy. Y por eso mismo, si coincido con Beatriz en que todo lo bueno que se diga es poco, puede tomarse en sentido literal.

  4. Boni era el alma de la semipresencial de Documentación en Colmenarejo. Tuvimos una inmensa suerte de tenerle no solo como profesor, sino también como vicedecano. Siempre estaba preocupado por nosotros, siempre nos animaba y nos respondía con su sonrisa cuando nos encontrábamos. Estaba totalmente implicado con la semipresencial, creía en el modelo y supo transmitir su pasión. Fue una carrera complicada, con mucho mucho trabajo, pero tenerle cerca nos hizo las cosas mucho más fáciles.
    Es verdad que cuando alguien se marcha suelen venir cumplidos y reconocimiento, pero en este caso son totalmente justificados.

  5. Un tipo genial, su cercanía y optimismo contagiaba a todos, su calidad humana la llevaba al plano docente, por eso tus alumnos:

    “TE ECHAREMOS DE MENOS”

  6. Creo que está todo dicho, pero todo en este caso seguro que no es suficiente. Parece increíble que en poco tiempo Boni ha sabido ganar el cariño sincera de sus alumnos/as entre los que me encuentro, Siempre amable, sonriente, dispuesto a enseñar, gran “Maestro”, gran persona. Se sabe enseguida cuando encuentras a buenas personas. Donde quieras que estés un abrazo

  7. Coincido con mis compañeros del Máster, aún cuando no lo esperabas siempre estaba ahí, y seguirá estando, eso seguro.

  8. Creo que se ha dicho todo pero no podía evitar escribir aquí unas palabras que le recordarán siempre: Gran persona, gran profesor, gran amigo….INSUSTITUIBLE.
    Estará siempre, siempre en nuestra memoria.
    Desde aquí le mando un fuerte abrazo a su familia y mi mas sincero pésame.

  9. Boni, el vicedecano que apostó por la modalidad semipresencial de la Licenciatura y Diplomatura y nos permitió a los que nos dedicamos desde hace años a esta profesión poder acceder a estos estudios compaginándolos con la vida persona y profesional. El profesor que era amigo de sus alumnos. Que contestaba a los foros incluso los domingos. Que se preocupaba por enviarnos tutoriales para mejor comprender las materias, que nos guiaba en las prácticas que casi parecía que se hacían solas.
    Hoy me siento triste y desolada.

    GRACIAS por todo, allí donde estén. Seguro que en el cielo existe una inmensa biblioteca y un pequeño hueco para un gran profesional como tú.

  10. Era una persona que siempre tenía una respuesta que darte ante cualquier duda o pregunta, no conocía eso de no responder los sábados, domingos y festivos al email (no eran días de docencia). Fuí alumno suyo en la asignatura (Tecnologías de Marcado) hasta este pasado mes de septiembre.

    Descanse en Paz uno de los mejores profesores que he tenido en la Universidad.

    Un abrazo a todos

  11. Gracias a todos por vuestros comentarios. Yo conocí a Boni, hace más de veinte años, como alumno, como compañero y como amigo. Para todos nosotros ha sido un golpe tan fuerte que estamos todavía tambaleándonos. Todo ha sido tan rápido, tan inesperado, que, por ahora, solo nos ha dado tiempo a sentir nuestro dolor y a acompañarnos mutuamente para que se haga más llevadero. No podemos hacernos a la idea de que no lo veremos más. Era una persona muy valiosa para todos y su ejemplo de profesionalidad, bondad, amabilidad y amistad será, sin duda el legado más importante que nos ha dejado.
    Vamos a hacerle un homenaje, claro, pero necesitamos dejar que pase un poco de tiempo y recuperarnos. La familia está preparando un funeral. Os tendremos informados.
    Gracias Boni

  12. Si algo caracterizaba a Boni era su carácter afable, su don de gentes, siempre con la sonrisa puesta aunque hubiera problemas y siempre dispuesto a echar una mano. Los alumnos han perdido a un excelente profesor y los profesores a un excelente compañero.
    Te recordaré tal y como nos despedimos los últimos viernes al salir de clase: de buen humor, como era habitual, con tu cartera, tu chaqueta de pana, algún alumno cerca para preguntarte algo del “marcado” y deseándome un buen fin de semana.

  13. Hace unas pocas horas que me he enterado de la triste noticia y todavía no doy crédito. Para mi Boni ha sido uno de esos profesores que deja huella. Y está claro que muchos piensan igual que yo. En los últimos meses he tenido más contacto con él ya que me estaba dirigiendo el TFM. Creo que era el mejor tutor que pude encontrar, siempre ayudándome y motivándome en cada email. Cada vez que me contestaba a alguna duda sus cariñosas palabras me hacían sonreir y tener más ganas de seguir trabajando. Te echaré de menos. Mi más sentido pésame a la familia, amigos y compañeros.

  14. Yo también recuerdo esa primera reunión del Grupo de Trabajo Web 2.0, sus pausadas intervenciones sobre las necesidades que deberíamos cubrir como grupo y todo lo que deseaba aportar con su participación.
    Después de leer vuestros comentarios me da un poco de rabia no haberlo conocido más porque, sin pretenderlo, habéis confirmado lo que sospechaba tras haber coincidido con él sólo en un par de ocasiones más: que sin duda era muy buen profesional y mejor persona.
    D.E.P. #BonifacioMartinGalan

  15. Un par de veces nos cruzamos, una de ellas en SEDIC, pero esta profesión es pequeña y cercana. A pesar de esos pocos encuentros sé a qué se refieren todos los comentarios que se han escrito estos días y que son sinceros.

  16. No se me ocurre nada distinto de lo que ya han dicho mis compañeros del Máster: estupendo profesor y, aunque no lo conocí mucho y solo virtualmente, sin duda una persona de enorme calidad.

    Mucho ánimo a su familia, compañeros y amigos.
    Y a ti, Boni, muchas gracias por ser tan buen Maestro.

  17. Gracias por todos los comentarios que he tenido la suerte y la posibilidad de leer en este blog. Mi nombre es Francisco Martín Galán y soy el hermano pequeño de Boni, como todos lo conocíamos. Nos gustaría agradeceros, de forma muy entrañable, en nombre de mi familia, y en el mío propio, las opiniones vertidas en este foro y el recuerdo caríñoso que de mi hermano tenéis.
    No podéis imaginar lo que significa para nosotros, todo el ánimo y el apoyo que estamos recibiendo en estos días.
    He tenido la inmensa suerte de convivir todos estos años junto a una persona excepcional en todos los planos de la vida: como hermano, como amigo, compañero, padre, profesor, etc.
    Era cierto que siempre tenía una sonrisa en la boca y un inmenso magnetismo, cercanía, afabilidad, tesón, humildad, capacidad de trabajo y ayuda y otros tantos calificativos para resaltar a una persona maravillosa.
    Ya sólo nos quedan los recuerdos, pero permitidme que esos, sean para mí, como el calor con el que afrontar una fria noche de invierno.
    Siempre estará en nuestra memoría y en nuestros corazones.

  18. Una tarde de abril, en una jornada de puertas abiertas propia del despacho de Boni, unos cuantos compartimos
    muchas risas a cuenta de unos bombones derretidos. Cuando volvamos a recordar aquello añoraremos a quien falta. Su optimismo, su ánimo siempre dispuesto a la broma amable,
    su capacidad para decir sin herir lo que en boca de otros es artillería pesada. Ojalá el recuerdo de su sonrisa (la foto de este blog no es una casualidad) pueda mitigar tanta pena.

  19. Con una sonrisa perenne, uno de esos pocos profesores que conseguía que el tiempo de clase “volara”, con una dedicación y vocación superlativas. Siempre dispuesto a dar un buen consejo y no sólo me refiero a cuestiones académicas. Una de esas personas cuyo nombre y rostro afable no olvidas, y así le recordaremos.
    Un abrazo a toda su familia.

  20. Boni no me dió clase y nunca trabajé directamente con él pero siempre tuvo durante mi estancia en el departamento, una sonrisa para mí y un:Qué tal estás? Y cómo va tu tesis?.Se ha ido un gran docente,un luchador de la Semipresencialidad, un gran compañero y buen hombre. La tristeza que dejas es fruto de la inmensa alegría que nos diste.Gracias Boni!!

  21. Me acabo de enterar por unas compañeras de la Universidad y aun no me lo creo.
    Empezamos Bibloteconomía en el 96 y fue uno de los primeros profesores que tuvimos. Le daba las clases a Mercedes Caridad y le recordamos con mucho cariño. Siempre fue amable y cercano con nosotras y después de tantos años aun le recordamos tal y como aquí se está diciendo: simpático, accesible, trabajador… Un beso y mi ánimo a todos.

  22. En Colmenarejo era una gozada encontrarte con él, siempre te regalaba una sonrisa, una broma o un comentario, su presencia se notaba en cualquier reunión y lugar, ahora le echaremos mucho de menos

  23. Ayer no podía dar crédito a la triste notica. Compañero siempre afable, dispuesto a ayudarte en todo momento. Trabajador incansable, gran profesor y sobre todo gran persona. Es difícil que su recuerdo se borre. Gracias por los momentos compartidos.

  24. He sentido una enorme tristeza cuando he visto la esquela en El Pais esta mañana e inmediatamente ha venido a mi mente la última conversación con el y un grupo de alumnos. Era tan afable y cordial y tan lleno de energía que parece mentira que ya no esté con nosotros. Lo recordaré siempre.

  25. Tuve la gran suerte de trabajar muy cerca de Boni cuando entré en la Secretaría de la Semipresencialidad y qué puedo decir. Era una persona amable, cariñosa, entrañable,…
    Boni siempre te recordaré.

  26. Mi querido Boni, aunque ya no te veamos físicamente, sé que siempre quedará un trocito tuyo en cada uno de nuestros corazones que mantendrá por siempre vivo tu recuerdo.
    Es difícil dejar de hablar en presente de ti, así que no lo haré, porque sé que sigues con nosotros.
    Todo mi apoyo a todos tus familiares, compañeros, amigos, alumnos y resto de gente que hemos tenido la enorme suerte de tenerte en nuestro camino. Hasta siempre.

  27. Uno de los mejores profesores que he tenido, siempre entraba en clase con una sonrisa, te contestaba a cualquier duda por los pasillos, su correo echaba humo a cualquier hora del día, los festivos y los fines de semana no existían para él . Cuando te juntas con compañeros (yo entré en el 96) que hemos estudiado en la UC3M siempre acabamos preguntando ¿diste clase con Boni? Un auténtico enamorado de su trabajo. Un abrazo a la familia. ¡Hasta luego, Maestro!

  28. Te vamos a echar de menos Boni por colme, tio simpatico y alegre, siempre con una sonrisa en la cara. Te recordaremos siempre.

  29. Como antiguo alumno compartí con Boni sus comienzos como profesor. Recuerdo especialmente su paciencia infinita durante las prácticas. Esa cercanía que te mostraba hacía que te implicases más y conseguía contagiarte la ilusión y el interés. Le recordaré siempre. Todo mi apoyo a la familia.

  30. Gracias Boni por tu coherencia, por tu forma de estar en el mundo .
    Un privilegio para la biblioteca que fueras nuestro usuario, y mas privilegio aun contar con tu amistad y haberte conocido.

  31. Gracias Boni por hacer nuestra vida un poco más agradable con tu sonrisa, más cálida con tu humanidad y más alegre con tu buen humor. Me alegro infinito de haber tenido la suerte de haberte conocido y haber podido compartir buenos momentos contigo.
    Siempre te recordaremos.

  32. Hace ya tiempo que en esta biblioteca empezamos a colaborar con el profesor Martín Galán, que para todos nosotros siempre fue “Boni”, a pesar de que esto pudiera parecer un exceso de familiaridad. Pero es que él se presentaba así, como “Boni”. Y esta confianza que nos otorgaba iba pareja con las facilidades y apoyo que siempre nos prestaba en cualquiera de los proyectos en los que trabajamos juntos. Entre otras cosas, Boni nos ayudó a organizar la primera Gymkana de la Información dirigida a alumnos de 3º y 4º de la ESO, una actividad formativa que hemos consolidado con los años. Los que participamos pudimos disfrutar del entusiamo de Boni, ¡que bien lo pasamos con sus enigmas!. Le vamos a echar muchísimo de menos.

    Un fuerte abrazo a la familia,

    Paco, Antonio, Rocío, Elena y Mayte

  33. Mi querido “compi”, así nos llamábamos él y yo mutuamente aunque ya hace mucho que no compartíamos la misma oficina, pero seguíamos compartiendo la vida, el mundo, o la forma de verlo… Fuimos compañeros de clase y de despacho durante cinco años, allí, en el despacho de la esquina, siempre con la puerta abierta… tuve la oportunidad de aprender tanto de ti. Trabajamos, reímos y lloramos juntos. Ahora yo lloro porque no me puedo hacer a la idea que no te voy a volver a ver y que me vas a decir “hola compi”, ni que nos vamos a ir a comer al “chino”… Que viniera Boni a Getafe era una fiesta, ir a Colmenarejo y cruzarte a Boni, hacía que ya mereciera la pena haber llegado allí. Cuando te veía triste, era capaz de llamar a la tuna para que te cantara, cuando te veía alegre, se alegraba contigo. Siempre dispuesto a enseñar con esa profesionalidad, generosidad y amor a su trabajo, a la vida, a su familia, a sus Anitas, a sus amigos. Coherente, cuando la vida le dejaba ser coherente, honesto, siempre… La Biblioteconomía y Documentación española y la Universidad Carlos III, pierden un gran profesor y yo, y muchos, perdemos un gran amigo. Compi, te recordaré siempre…

  34. A Boni en el recuerdo más entrañable como compañero y, sobre todo, AMIGO. Siempre estarás entre nosotros

  35. Era una persona cariñosa y entrañable como hay pocas. Siempre
    que llegaba a la Conserjería, me preguntaba como estábamos mi
    familia y yo, sonriendo.
    Quiero sumarme a este homenaje, y al dolor que todos sentimos,
    y decir que siempre estará con nosotros en nuesto corazón.

  36. A Boni, lo conocí como profesor cuando estudié la semipresencialidad en Colmenarejo, no me dió clase directamente, pero era el que se venía con nosotros a todas las actividades. Y siempre le gustaba que hubiera una foto como recuerdo, espero que estas palabras sirvan para recordarte, aunque todos tenemos muchos momentos en que te vamos a recordar.

  37. Este año la melancolía del otoño se ha extremado hasta la pesadumbre. Qué difícil se hace salir de la inconcebible, pero cruel, realidad. Y ahí estamos de nuevo dedicados a nuestros obligatorios afanes, sin uno de los compañeros que protagonizó, desde los inicios, la aventura de implantar los estudios de Biblioteconomía y Documentación en nuestra universidad.
    Aquel alumno de rostro afilado, mirada observadora y sonrisa traviesa ha compartido la mitad de su vida con quienes fuimos sus profesores, luego sus compañeros y, en muchos de los casos, también sus amigos.
    Por encima de los mil detalles que su último viaje ha agolpado en nuestros recuerdos, creo coincidir con la mayoría en apreciar sus habilidades para hacer la convivencia fácil y para solucionar los problemas con eficacia. Aceptaba con prontitud las propuestas, las mejoraba y se entregaba a ellas de pleno. Cómo olvidar que dio siempre la cara por el interés colectivo, en especial durante el proceso de implantación exitosa de la enseñanza semipresencial en Colmenarejo, pero antes ya, en Getafe, con el cumplimiento exacto y entregado de su docencia, con la atención paciente y dedicada a los alumnos y con el suficiente humor para hacer de las situaciones agudas planos sucesos.
    Estos días de lluvia machadiana nos traen con insistencia el sentimiento de que era, en el buen sentido de la palabra, bueno. Aunque también era ameno en la conversación, divertido en las observaciones y confiado en los proyectos. Comprometido en la universidad y en la vida, se ha ido antes, tras hacer más fácil el camino de quienes tuvimos la suerte de acompañarle.
    Nos ha dejado un hueco enorme que nadie puede aspirar a rellenar.

  38. Boni fue durante años mi ayudante en las clases prácticas, cuando aún estaba terminando sus cursos de doctorado, y acabé teniendo el placer y el honor de dirigir su tesis doctoral. Y en los años siguientes, la suerte de compartir con él la docencia de asignaturas e incluso de grupos concretos y las actividades de investigación en diversos proyectos. No puedo rendirle mejor homenaje que reproducir aquí lo que el pasado día 1 escribí en el Foro de asignatura de un grupo que compartimos, en un hilo que abrieron los propios alumnos, desolados por su pérdida:
    “Soy uno más de vosotros expresando mi dolor por la pérdida de Boni, un par de horas después de haberle dado mi último adiós.
    A quienes conocíais a Boni de algo más que sus mensajes en los foros o en el correo, o sus intervenciones en las sesiones presenciales… no hace falta que os diga nada.
    A los demás, sólo que acertabais en lo que intuíais sobre él: su vocación, su dedicación, su entrega a la docencia eran completas. No le importaba invertir el tiempo que fuera preciso para aclarar una duda aunque ese tiempo le fuera precioso para cumplir con el resto de sus obligaciones. Y como compañero en el departamento, anteponía siempre los intereses generales a los particulares, aunque ello le supusiera retrasar su promoción personal. Los estudios semipresenciales en la Universidad Carlos III de Madrid le deben, a él y a unos pocos como él, su puesta en marcha, en el concepto y en las herramientas, desde los proyectos piloto hasta el momento actual.
    Y en el terreno personal, sólo con tratarlo un poco ya era imposible no quererlo. Su simpatía, su alegría, su optimismo, su sentido del humor, han sido siempre para sus compañeros más cercanos un refugio y a veces hasta una solución para superar momentos duros. Lástima que no esté para consolarnos de su pérdida. Seguro que lo conseguiría.
    Seguiremos adelante porque la vida sigue. Pero la vida ya no será igual. A mí me faltará un compañero, un amigo, un hermano que habría querido tener. Y también, en muchas cosas, un referente.
    Boni, somos , y dejas ese vacío que las personas excepcionales dejan al partir.”

  39. ¡Hola chicos!. ¿Qué tal va todo?. Hola Boni, buenas tardes. Esa era la forma de saludarnos con nuestro querido amigo Bonifacio. Y digo amigo, porque no creo que alguien próximo a él no se halla sentido amigo suyo. Su cercanía, su siempre compañera sonrisa te invitaba a tener un pequeño pero entrañable diálogo, aunque la mayoría de las veces, rápido porque habitualmente andaba con algo de prisa.
    Te vamos a echar de menos, aunque siempre te tendremos en nuestro corazón.

  40. Torpedo:

    Me perdonarás que te diga que nos has hecho una… faena. Tú dirías otra cosa, pero es que nos está leyendo gente seria y profesional como tú. Todo lo que pueda decir, en el plano profesional, ya lo han dicho. Llevo dos días diciendo que voy a escribir, y… no me ha dado tiempo a hacerlo, de lo ocupado que estaba recordando momentos, diciéndole a todo el que me preguntaba lo impresionante que eras, más aún que como profesional, como persona. Como te seguimos teniendo presente en cada momento, en mil y un detalles. Como llevo dos días intentando hacer cada cosa pensando en “¿cómo lo haría Boni?”

    Ya digo: todo lo que pueda decir es poco. Has dejado un agujero enorme en tanta gente que vamos a necesitar mucho tiempo y mucha dedicación para rellenarlo. Eras una de las personas más atentas, más dedicadas, más tolerantes, más afables, y con las ideas más claras que he conocido. Nunca te saliste del sendero que te marcaste, y siempre que tenías una idea, y que decidías llevarla a cabo, era pensando en alguien más. Con esa sonrisa, con ese buen humor, y al tiempo, con esa dedicación absoluta.

    Quienes hemos trabajado contigo te vamos a echar de menos. Pero, sobre todo, quienes nos hemos reído contigo, quienes hemos compartido una forma de estar y, sobre todo, de ser, de tratar a cada uno de los que te rodeaban, seguiremos sonriendo, sabiendo que hemos tenido la fortuna de conocerte y de tener el privilegio de compartir una ética del trabajo y, sobre todo, de la vida: consecuente, generosa, honesta… y al tiempo, divertida, curiosa, atenta.

    Intentaré seguir tu ejemplo, amigo. No te echaré de menos: mejor aún, te tendré presente cada día.

  41. Nos reencontramos hace poco en una red social y me hizo ilusión coincidir con alguién de mi infancia y adolescencia (yo iba a clase con su hermano Francisco) y me hubiera gustado compartir algo más que comentarios y enlaces en el muro, pero la vida a veces, tiene planes inesperados para nosotros… Hoy estaba en un curso y al ver la esquela en El País he sentido la necesidad de compartir el dolor con los que me rodeaban.
    Un abrazo enorme para tí Galo y para toda la familia.

  42. Hola, yo también me he quedado de piedra al recibir el correo institucional con tan desgraciada noticia. Apenas he compartido algunas actividades institucionales y alguna que otra comida informal con él, pero me cuadra todo lo que comentáis de él. Siento de verdad que se haya ido.

  43. Desde siempre Boni fue especial. Gran compañero en el colegio y en el instituto. Tus amigos y colegas de móstoles te recordaremos siempre. Un fuerte abrazo para tus hermanos y el más sincero pésame para tu mujer y tus hijas en estos momentos de dolor.

  44. Boni, amigo mío, se me hace un nudo en la garganta…

    Si cierro los ojos te veo, junto a Tony, a Tomás, a David, a Menchu, a Eva… puedo verte sonriendo, esa gran sonrisa que jamás, nunca nunca jamás desde el primer día que te conocí hasta el último que te ví te abandonó, día, a día, comiendo todos juntos entre clase y clase, hablando de esto, de aquello y de lo otro.

    Siempre fuiste un ejemplo para mí, en lo profesional y sobre todo en lo personal, por tu integridad, tu honestidad, tu afabilidad, tu cordialidad, tu alegría, tu fortaleza, tu espíritu y tus gigantescas ganas de vivir, de compartir, de luchar y de superar cualquier problema, por tu cariño por tu familia y tus amigos…

    Boni querido amigo, adiós, nos dejas un hueco tan grande que ni todas las palabras del mundo podrán jamás llenarlo.

  45. Desde el otro lado del Atlántico, un saludo especial a la familia de Bonificacio y lo amigos que compartieron con él. Tuve la oportunidad de ser su alumno en el Máster de Bibliotecas y Servicios de Información, y el equipo de trabajo conformado con el profesor José Tomás, nos hicieron sentir y disfrutar dicho espacio de conocimiento, nos brindaron su apoyo, su tutoría; estuvo para respaldar cualquier inquietud…Es una situación compleja, sinceramente nos deja estupefactos. Esperamos de todo corazón que en lugar donde se encuentre sienta que su aporte, académico, profesional, personal, su amistad, pervive en nuestros corazones.

  46. Aunque mi trato con Boni era el que se deriva del apoyo administrativo que doy al máster en el que participaba, siempre se distinguió por su especial amabilidad y cariño, que lo hacía una persona querida.
    El mismo día que volvimos del puente y me encontraba con el correo de la triste noticia, tenía otro correo suyo agradeciendo cariñosamente nuestra colaboración.

    Un fuerte abrazo para su familia, espero que de alguna manera les pueda confortar la certeza de lo querido que era por todos.

  47. Me acabo de enterar y me cuesta creerlo … todo mi cariño a su familia, compañeros y amigos era una excelente persona.

  48. Pantalones vaqueros, maletín de cuero marrón algo gastado, y una sonrisa, una afable y sincera sonrisa. Así era Boni, cercano, afable y sincero.
    Si algo me llamaba tremendamente la atención de él como profesor era que, después de presentarle un trabajo de 40 hojas, realizaba una corrección de 50 líneas destacando unos 35 errores y terminar calificándola con un 9,8. Era siempre constructivo, nunca pretendía penalizar sino enseñar. Siempre estaba ahí. Nunca fallaba.
    Para aquellos que tuvimos la fortuna de tenerte como profesor, gracias Boni.
    Aquellos que dejan huella son los que nunca se van.

  49. Un estupendo profesor y mejor persona. Siempre dispuesto a ayudarte en todo. Te vamos a echar de menos.
    Gracias por todo y mis condolencias para su familia y amigos.

  50. Del profesor Boni me quedo con el recuerdo de la persona que siempre venía con una sonrisa a clase, del entusiasmo que ponía en lo que enseñaba, de alguien siempre dispuesto ayudarte cuando le comentabas cualquier duda, siempre te recordaremos

  51. Ha pasado un año y tu sonrisa y tu alegría siguen vivas en los pasillos de Colmenarejo. Querido amigo, donde quieras que estés, muchas gracias por este legado.

  52. lo siento mucho! francisco ,ahora mismo termino de enterarme.Un abrazo .maria luisa gil de Socuellamos.

Deja un comentario


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>