Un paso hacia un nuevo mercado de servicios (2 de 2)

por Jorge Hierro Álvarez

Jorge Hierro Álvarez impartirá el curso online “Trabajar el equipo: estrategias y herramientas en entornos virtuales” en el campus virtual de SEDIC de 14 de septiembre a 6 de octubre de 2017.

Siguiendo1)Texto publicado previamente en http://jorgehierro.com/ el caso de Correos, la idea es saber cómo responder a cada colectivo, cliente y proveedor sabiendo distribuir nuevos servicios en la nube, desde la gestión de una tienda virtual (Comandia Shop), la posible entrega de los paquetes por medio del empleo de drones, la utilización de máquinas para el envío de comunicaciones virtuales, el acceso al buzón virtual, no sólo para las notificaciones relacionadas con las Administraciones, las cuales van por otro lado, o bien, la novedad de poder mandar una imagen virtual en forma de postal con un texto para que llegue por el correo postal de toda la vida al destinatario utilizando una App son acciones ligadas a la introducción de la transformación digital. Asimismo, el buzón en la nube (Cloud Computing) o el lanzamiento de una tienda para la compra de productos saludables con una entrega de los artículos en 24 horas (Alimentosautenticos.com) ha posibilitado la diversificación de una sociedad que ha mirado al futuro y se ha adaptado a todos los procesos en materia de logística, organización, gestión del CRM, control de los envíos, acuerdos con otras empresas del sector, formación a los trabajadores y desarrollo de aplicaciones que estarán utilizándose en cuestión de meses, por medio de Blockchain o la cadena de bloques para poder asegurar el envío de información o comunicaciones.

La gestión

Hemos pasado de la tarjeta de cliente o fidelización a un análisis de las grandes cantidades de datos de manera ordenada, donde la empresa pequeña, el comercio y las organizaciones pequeñas se contentan con el acceso al Small Data, que es el resultado del uso de redes sociales, control de facturas o explotación de un programa de gestión como un ERP para consolidar la organización y gestión de las tareas, recursos, compras, ventas y poder trabajar en un entorno virtualizado, debido a que las actualizaciones del software se realizan en la nube. En la empresa, estructura grande o multinacional es sencillo saber acercarnos a conocer lo que dicen los datos e información, así como interpretar una mejora, paso a paso, por medio de la instalación de un proyecto de Big Data y la contratación de un equipo de expertos para saber qué es lo que deseamos aprovechar. La comunicación interna y externa responden a una estrategia y estamos ante el reto de saber cómo podemos conocer al trabajador, cliente o aquellas funcionalidades que pueden ser mejoradas en el uso de los recursos de IT. El empleo de Asana, que es tan sencillo para el reparto de tareas, no puede sustituir a un sistema de dirección de proyectos, pero viene a dar una continuidad a la mejora del acceso a la información y determinar una serie de responsabilidades para saber cuándo finaliza y culmina un proceso, extraer el tiempo dedicado o cómo compartir la documentación entre un grupo de personas que desean consolidar un trabajo en línea, simplemente teniendo acceso a un sistema descentralizado. Ese es el nacimiento de numerosas soluciones que han visto en el formato SaaS (Software como Servicio), la posibilidad de llegar y vender una oferta adecuada a un colectivo concreto. Trello, por ejemplo, se integra con otras aplicaciones, pero también permite el desarrollo y personalización de módulos, lo que hace que cuando se cumplen determinados criterios de accesibilidad, navegabilidad, seguridad, protección de datos o almacenamiento estemos ante “lo que deseamos y escogemos por voluntad propia”.

Organización

Las empresas gestionan sus recursos en un solo espacio y ese es el auge de sociedades como SalesForce, que se erigen como unificadores y establecen un protocolo de comunicaciones unificadas que ayudan al seguimiento de los procesos bajo un programa sólido, cómodo y eficiente, dependiendo de la organización que estemos analizando. En esa especificación quizás hay que considerar que no es lo mismo una Administración Pública que una empresa privada, ya que la figura del “ciudadano” y “cliente” difieren, aunque la temática en la medición de datos hace que se realicen relaciones parecidas, dependiendo de las coordenadas y estrategia.

Cumplimiento de objetivos

Todo es medible y lo que no, puede esperar, aunque con cierta capacidad para la mejora de la toma de decisiones por medio de la Inteligencia de Negocios (BI) y el volcado de datos, que es la clave en el manejo de los valores que luego deseamos extraer. A lo largo del curso “Trabajo en equipo: Estrategias y herramientas en entornos virtuales”, que se iniciará a partir del 14 de septiembre hasta el 6 de octubre de 2017 (SEDIC), se enunciarán las principales herramientas más conocidas en un sector en auge.

Enlace en la red:

Lenguajes de programación:

Plataformas de IoT:

Notas:   [ + ]

1. Texto publicado previamente en http://jorgehierro.com/

Un paso hacia un nuevo mercado de servicios (1 de 2)

Una de las soluciones de la mayor parte de las empresas pasa por saber qué tipo de software es el más adecuado para facilitar la gestión de los equipos de trabajo, conocer el nuevo entorno virtual y definir un diagnóstico de consultoría para adaptarse a la llamada transformación digital

por Jorge Hierro Álvarez

Jorge Hierro Álvarez impartirá el curso online “Trabajar el equipo: estrategias y herramientas en entornos virtuales” en el campus virtual de SEDIC de 14 de septiembre a 6 de octubre de 2017.

Analizando1)Texto publicado previamente en http://jorgehierro.com/ el caso de las grandes empresas, siempre hay que detenerse en las estructuras de toda la vida que han tenido que dar el salto y moldearse a los nuevos tiempos. De esta manera, observamos el mapa de soluciones en materia de Big Data e Internet de las Cosas (IoT), que son pequeñas sociedades que empezaron con poco, quizás una idea y proyecto, pero con un Plan de Acción que previó la posibilidad de saber qué es lo que se iba a demandar en un entorno virtual, digital, competitivo, donde el almacenamiento es barato y el desarrollo de estructuras de organización deslocalizadas forman parte de una Aldea Global donde preocupa la seguridad, privacidad de los datos y cómo se gestiona el sistema de predicción para evitar fugas, desastres o amenazas, cuestión que está en las portadas debido a los últimos acontecimientos relacionados con los ciberataques por medio de Internet. El curso “Trabajo en equipo: Estrategias y herramientas en entornos virtuales”, que se iniciará a partir del 14 de septiembre hasta el 6 de octubre de 2017, organizado por SEDIC, hace que hagamos una reflexión sobre los programas y tendencias de la tecnología para la mejora de las relaciones profesionales, ser más eficiente y productivo, sin dejar de lado la consolidación de los objetivos de los grupos de personas que trabajan en una misma estructura. Independientemente del colectivo, los emprendedores cada vez han apostado más por el uso de un servicio que la propia instalación de sistemas complejos, que aumentaron en el pasado el gasto en recursos de IT y dejaron de lado la investigación de nuevas ideas en materia de producción y seguridad de la información en las organizaciones. Por otro lado, si a lo largo de los últimos 24 meses acepciones como Big Data o Internet de las Cosas (IoT) han entrado con fuerza debido al auge de las ciudades inteligentes, vehículos autónomos o la aparición del control remoto de programas medioambientales, es importante ver algunos Casos de Éxito innovadores creados en cada sector o actividad profesional. Asimismo, la transformación digital, el aumento de los procesos digitales y el cambio en las empresas e instituciones, ha permitido que observemos ejemplos que hacen que pensemos en la estructura en la que colaboramos desde un punto de vista funcional, operativo y en la aparición de valores que se acercan más al estilo de las generaciones venideras, que exigen otro tipo de mercado laboral donde proyectar su experiencia y conocimiento.

Correos se acerca a un cambio, modelo y modificación de los servicios, como por ejemplo la creación de la plataforma Red Lyra, que está basada en la tecnología Blockchain y permite el desarrollo de nuevas aplicaciones para validar la información, quizás los envíos y encriptar aquello que tiene un valor en el esquema actual de la comunicación. Las redes, el protocolo IPv6, la posibilidad de conseguir una dirección IP y saber cómo crear un propio escudo de seguridad hace que estemos ante otros “certificadores” que logran que se generen estructuras de trabajo fuera del contexto tradicional y donde el entorno virtual ha logrado centrar el esfuerzo de dar una oportunidad a numerosos puestos de trabajo que nacen por medio de las siguientes tendencias:

  • Big Data. Un ejemplo claro lo vemos en Green Urban Data, es decir, una solución que informa de la calidad del aire de una ciudad por medio del análisis medioambiental. Si seguimos ese ejemplo, estamos ante la perspectiva de conocer de antemano qué es lo que pasa o pasará en los próximos años con respecto a determinadas cuestiones, como es el caso del desarrollo de un ecosistema donde protegemos el espacio natural, la calidad de los ciudadanos y observamos cómo influir con determinadas tendencias en el desarrollo de negocios sostenibles. Si pasamos a un plano más sencillo de entender, el Big Data se ajusta al conocimiento de lo que nos rodea para saber cómo tenemos que actuar, sin dejar de lado determinados temas que atañen a la seguridad y protección de la sociedad ante amenazas naturales, control de plagas o ataques terroristas, que no tienen que ser sólo presenciales. La “medición de la actividad” y saber qué tipo de rumores son los que se propagan permiten diseñar estrategias de verificación, las cuales son interesantes de interpretar en un Panel de Control para la mejora de la toma de decisiones.
  • Small Data. Las redes sociales permiten conocer la audiencia a la que nos dirigimos estableciendo una serie de acciones en materia de comunicación u ofreciendo productos y servicios gracias a la dinamización de anuncios. Sin embargo, no tenemos tiempo, dinero, esfuerzo y dedicación para contratar los servicios profesionales de una consultora, por lo que el trabajo consiste en hacernos una idea de los datos que tenemos en la mano para establecer una pauta, patrón o marcador que nos guie en el proceso de dar a conocer, intentar vender o establecer y provocar una comunicación con los clientes que están interesados en la empresa, marca o catálogo. De manera puntual y concreta se establece una conexión, que debe de ser tratada, cuidada y seguida por parte de un profesional, lo que ha originado nuevos puestos de trabajo que ayudan a favorecer las ventas y las labores comerciales.
  • Transformación digital. Hablamos de una estrategia. Este concepto que ha explotado debido a la facilidad de englobar en un Plan de Acción las tareas y procesos con respecto a cómo vamos a digitalizar la empresa ha logrado, permitido y consolidado un modelo de modernización de la estructura debido al auge de la implantación de los sistemas virtuales, en Cloud Computing y al cambio que se ha producido en la toma de decisiones por medio de la integración de un sistema predictivo. ¿Cómo se desarrolla? En varios escenarios y analizando las necesidades de cada departamento, área o gerencia, ya que estamos ante el reto de trabajar de manera sincronizada, rápida y eficiente, donde no tengamos que realizar un control de la información que detenga la necesidad de cada grupo de trabajo. No es crear una tienda virtual, hacer una App o investigar acerca de cuál es la solución de almacenamiento más favorable, sino escoger y seleccionar la tecnología como un aliado para el desarrollo de la estrategia de la empresa en todos los niveles: organizativo, operaciones y comercial.
  • Social Media. La capa atractiva que hace que visualicemos aquello que deseamos que sea interesante por medio de las redes sociales y atendemos a la proyección del branding profesional, de marca y de la propia empresa. Antes las personas se proyectaban por los canales oficiales, pero la idea ha sido dar importancia a la información y al momento concreto, pudiendo seguir en directo cualquier tipo de evento, foro, conferencia o suceso, lo que ha desencadenado en la creación de numerosos contenidos que requieren de un Manual de Estilo, Línea Editorial y uso de una serie de reglas acerca de cómo se autoriza o no una información que vamos a publicar en un canal de comunicación e informativo que no es propiedad nuestra. Uno de los grandes problemas de los sistemas en Cloud es el concepto de “alquiler” que no “en propiedad” de aquellos que utilizamos en el posicionamiento y consolidación del producto, servicio, marca o aquello que deseamos sugerir. Si es cierto que existe la posibilidad de generar o crear un “Who is Who” de la organización empleando Yammer o un sistema de control interno de los trabajadores, pero estamos ante la personalización o no del sistema, cómo mejorarlo y establecer un protocolo de seguimiento de la actividad para el desarrollo de acciones de optimización.
  • Internet de las Cosas (IoT). De sensor a sensor, máquina a máquina, el uso de un sistema operativo como Abacus OS o la definición de soluciones para la mejora de la gestión de las ciudades, polígonos o infraestructuras públicas, ha logrado que detengamos la mirada en los modelos de negocio basados en el intercambio de datos para poder acceder, controlar y realizar un seguimiento de algo que está ocurriendo en tiempo real, o bien, que precisa de un cambio debido a una alteración, incidencia o cualquier tipo de anomalía que pueda provocar un cambio brusco en la prestación de un servicio de manera normal. Si seguimos las pautas de las ideas y proyectos presentados en la plataforma de Kickstarter, el desarrollo de sistemas de seguridad, control de cultivos o generar una solución para la conexión de todos los dispositivos de la casa empleando un dispositivo (Bolt). Estamos ante el reto de saber gestionar todo lo que pasa en el entorno doméstico y profesional.
  • Nuevos programadores: Ruby, Python, Javascript, Perl, R u otros lenguajes que son esenciales en los proyectos técnicos, tecnológicos y empresariales que se están solicitando en la actualidad, según las fuentes de información como TicJob, Fundación Adecco, Infojobs o com.
  • Cloud Computing. El llamado “low cost” de la informática que ha conseguido que el software y hardware se hayan fusionado en un espacio donde los programadores y técnicos han descentralizado sus servidores hacia una nube que está controlada por empresas de gran capacidad en materia de escalabilidad. Hablamos de recursos, programas, soluciones de negocio y la alternativa a realizar las operaciones de manera tradicional como ocurría en el siglo XX. La protección de los datos, información y documentos, el acceso y qué es lo que ocurre en caso de crisis son cuestiones que se deben de acreditar antes de la firma de un acuerdo o convenio. Numerosas empresas apuestan por el modelo híbrido.
  • Virtualización. Una respuesta y abaratamiento de costes que ha hecho que los fabricantes hayan dado recursos a un equipo de trabajo para trabajar de manera sencilla y cómoda, quizás ahorrando mucho dinero en almacenamiento, formación e instalaciones.
  • Marketing Digital. Una de las consecuencias del cambio del llamado Plan de Medios y la creación de campañas comerciales en los medios tradicionales y digitales como se ha podido ver en los últimos años debido a la entrada en escena de los buscadores, redes sociales y herramientas de gestión (CMS) que han logrado la autoedición de aquello que deseamos comunicar. Asimismo, la creación de plataformas de actualización en un solo espacio ha posibilitado el crecimiento y difusión de la Estrategia de Comunicación de una marca, empresa y producto.
  • Emprendedores tecnológicos. La proliferación de ideas entorno a la virtualización ha generado el desarrollo de equipos competitivos, creativos y multidisciplinares, que han implementado otros valores en el mercado laboral, como la introducción de la economía colaborativa y penetración de nuevos modelos de negocio que tendrán que convivir con los anteriores debido al respeto de las leyes y las normativas establecidas.
  • Blockchain. ¿Qué es lo que desea una persona? Seguridad, protección y que no se alteren las comunicaciones, que lo que se está transfiriendo es real y responde a un protocolo donde la cadena de bloques no es “tocada” por nadie. O, lo que se dice y hace, quede registrado, firmado y consensuado desde el principio en una plataforma de acceso para las dos partes, sin dejar de lado el envío de dinero entre particulares de una forma sencilla.

Notas:   [ + ]

1. Texto publicado previamente en http://jorgehierro.com/

Colección de fotografías de la Real Academia Española

En el mes de mayo de 2017 el equipo del Archivo de la Real Academia Española culminó un apasionante proceso de recuperación, identificación y catalogación de veintiocho retratos de finales del s. XIX.

Los veintiocho retratos forman parte de un mosaico enmarcado que está colgado en uno de los despachos de la planta noble de la Academia. La firma de un convenio con la Facultad de Ciencias de la Documentación de la UCM con el objeto de que el equipo de investigación FOTODOC se encargase del inventario y digitalización de la colección de fotografías del fondo institucional de la Academia (FRAE), nos hizo prestar mayor atención al mosaico. Había caras de fácil identificación, obviamente; otras no tanto.

© Banco de imágenes del archivo de la Real Academia Española. Fotógrafos, FOTODOC.

© Banco de imágenes del archivo de la Real Academia Española. Fotógrafos, FOTODOC.

El formato que presentaban la mayor parte de los retratos —cartes de visite y cartes de cabinet— nos hizo tomar la decisión de desenmarcar el mosaico para comprobar las traseras, que debían contener información que nos ayudase a documentar las fotografías.

La trasera del marco exhibía una pegatina que avisaba: «Las fotografías no tienen ningún nombre en la parte posterior». Era una invitación formal para comprobarlo.

Al retirar la trasera nos encontramos con que los documentos gráficos se habían fijado a la cartulina azul con papel de tipo Kraft, en muchas ocasiones cubriendo por completo la trasera de las fotos, pero habían quedado a la vista algunos trozos que nos permitieron intuir la identidad de los fotógrafos y los lugares de producción de las fotografías, lo que nos animó a continuar con el trabajo.

Las dos estudiantes en prácticas del Máster de Conservación del Patrimonio Cultural de la Facultad de Bellas Artes comenzaron a retirar cuidadosamente el papel. Aparecieron firmas, dedicatorias, anotaciones manuscritas, sellos, en definitiva, la información necesaria para documentar los retratos y catalogarlos.

El estudio de las características y de la información de los retratos nos permitió identificar no solo a académicos de número y electos de la segunda mitad del s. XIX, sino también a dos académicos correspondientes extranjeros, Benedetto Croce y Antonio Restori, y a un hispanista, Arthur Ludwig Stiefel. No nos ha quedado clara la razón de la inclusión en el mosaico de Stiefel salvo que se tuviese en mente proponerlo como académico correspondiente. Lo que sí parece probada es la intención del secretario Cotarelo de formar una colección de retratos de los académicos, puesto que muchas de las fotografías de la colección institucional aparecen dedicadas al secretario.

El resultado del trabajo se ha publicado en un documento titulado Proceso de identificación y conservación preventiva de veintiocho retratos de académicos de la segunda mitad del siglo XIX. Fichas catalográficas, en el que se explica todo el proceso con detalle. Tanto el documento como los registros de descripción de las fotografías están accesibles en la herramienta de consulta del archivo de la Academia, ver enlace. 

Becas de formación documental, archivística y bibliotecaria

Muchos estudiantes de último curso de grado o de Máster buscan becas de formación práctica que les sirvan para aprender o para poner en práctica lo aprendido; obtener algo de dinero y mejorar el currículum vitae para futuras convocatorias. Hoy en día hay multitud de opciones, y es realmente complejo de optar a una beca de calidad, (eso sin tener en cuenta el elevado número de personas que optan a las mismas becas). Con el objetivo de facilitar esa tarea, hemos reunido aquí algunas de las becas mejor valoradas o mejor remuneradas para vosotros. 

En la mayoría de convocatorias los becarios realizarán tareas auxiliares, pero también de catalogación de documentos y funciones relacionadas con las tecnologías de la información y la comunicación. Community managers, SEO, buscadores web, digitalización… son conocimientos que te abrirán las puertas a la mayoría de convocatorias disponibles.

Sin duda las mejor remuneradas son las becas del Tribunal Constitucional, seguidas de la beca del Congreso de los diputados. Estas becas de formación tienen una amplia recepción, de manera que solo estudiantes con una formación complementaria a la universitaria muy fuerte, o experiencia profesional pueden obtener plaza. Obtener estas becas es muy difícil, pero podrás desarrollar tu profesión de verdad.

En algunos casos se adjunta el enlace al texto de la convocatoria más reciente, y en otros, un enlace a la sección de becas.

Esperemos que os guste esta selección de becas de formación archivística, documental y bibliotecaria en diferentes centros de prestigio:

photo-497272

 

Becas FormArte: Beca de formación dependiente del Ministerio de Educación, Cultura y deporte. El objetivos de estas becas es el de formar especialistas en técnicas de catalogación, documentación y bibliografía, y en las tecnologías de la información y las comunicaciones, aplicadas a fondos modernos y antiguos, en la Dirección General del Libro, Archivos y Bibliotecas y otras dependencias del Ministerio de Cultura. Posee una cuantía mensual de 866 euros al mes

Becas BNE: Becas para titulados universitarios con el objetivo de fomentar y mejorar el conocimiento sobre las colecciones, los procesos bibliotecarios, los servicios que se prestan a los usuarios y otras actividades propias de la función que debe cumplir la BNE. Existen diferentes modalidades: Becas de Biblioteconomía y documentación, que se dividen en: proceso documental de fondo moderno, proceso documental de manuscritos y archivos personales, proceso documental de materiales especiales (dibujos, registros sonoros), y documentación en entorno digital.

-Becas Congreso de los diputados: Becas individuales para la formación práctica de licenciados o graduados en actividades documentales, bibliográficas y archivísticas. Es necesario acreditar experiencia en alguna de estas materias: Catalogación en formato MARC. ABSYSNET. — Atención al usuario en servicios de información. — Lenguajes de marcado aplicados a los registros bibliográficos. — Fuentes de información en ciencias sociales, jurídicas, políticas, económicas, financieras y europea. — Buscadores para servicios de información. — Posicionamiento en web. — La web 2. Redes sociales. — Gestión y tratamiento de recursos y materiales electrónicos. Metadatos. — Digitalización. Manejo de herramientas para el tratamiento de imágenes. — Tratamiento y análisis documental. Uso de lenguajes documentales. — Descripción y normalización archivística. Su duración es de 12 meses y su retribución de 1075 euros mensuales

-Beca Senado: Becas de formación archivística, documental y bibliotecaria, dirigidas a jóvenes titulados que deseen especializarse en estos campos. La duración es de 12 meses, con una retribución de 800 euros al mes. La valoración de las solicitudes procederá de la siguiente manera: A) El expediente académico correspondiente al título universitario, que se valorará hasta un máximo 30 puntos. B) Estudios de carácter archivístico, bibliotecario o documental, adicionales a los que figuran en los requisitos: Títulos de Máster, Doctor, o de postgrado; cursos no vinculados a la Universidad; se valorará aquí el título de Licenciatura en Biblioteconomía y Documentación o el de Grado en Información y Documentación, por el tiempo adicional de estudios respecto a los Diplomados en esta materia, que también pueden solicitar las becas. Hasta un máximo de 30 puntos. C) La formación práctica y experiencia en desempeños similares, hasta un máximo de 5 puntos. D) El conocimiento de idiomas, hasta un máximo de 13 puntos. E) Los conocimientos de informática aplicados a la Documentación, Archivística o Biblioteconomía, hasta un máximo de 15 puntos. F) Otros méritos, hasta un máximo de 7 puntos.

-Beca biblioteca tribunal constitucional: Dirigidas a la formación teórico-práctica en tareas relacionadas con el estudio y tratamiento bibliográfico de las monografías y las publicaciones periódicas de la biblioteca del Tribunal Constitucional. La persona beneficiaria de la beca contará con el asesoramiento, orientación y dirección del Letrado Jefe del Servicio de Biblioteca y Documentación del Tribunal, quien definirá las tareas a realizar conforme con el correspondiente plan de formación. Los méritos valorables son: Tener un buen expediente académico. Formación específica en materia de biblioteconomía y documentación, adicional a la requerida para la obtención del grado; así como formación en materias jurídicas. Experiencia en tareas bibliotecarias y documentales, desarrollada en instituciones o entidades mediante relación contractual o de colaboración. Se exceptúan a estos efectos las prácticas curriculares conducentes a la obtención de un título académico oficial. Conocimientos de informática: Aplicaciones de sistemas de bases de datos relacionales y documentales. Aplicaciones ofimáticas. Digitalización y tratamiento de imágenes. Idiomas alemán, inglés o francés. Su duración es de un año y su retribución de 1100 euros mensuales.

-Beca Biblioteca Lázaro Galdiano: Los méritos computables son: El expediente académico (hasta un máximo de 3 puntos). Experiencia en catalogación y clasificación de fondos bibliográficos y documentales (hasta un máximo de 2 puntos). Experiencia en investigación (hasta un máximo de 1,50 puntos). Haber sido beneficiario de otras becas o haber obtenido premios relacionados con la actividad en bibliotecas y centros de documentación (hasta un máximo de 1,50 puntos). Conocimiento de los fondos bibliográficos de la Fundación Lázaro Galdiano (hasta un máximo de 1 punto). Inglés fluido o dominio de algún otro idioma de la Unión Europea (hasta un máximo de 1 punto). Y las tareas a desempeñar: Catalogación y clasificación de los fondos bibliográficos y documentales. Preparación de exposiciones y proyectos de investigación. Cualquier otra actividad relacionada con las funciones propias de la Biblioteca, del Archivo y del Gabinete de Estampas y Dibujos que les sea encomendada por el tutor o por la Dirección de la Fundación.

-Beca de apoyo de bibliotecas públicas (Getafe): Becas de apoyo a bibliotecas públicas de la comunidad de Madrid, destinadas a estudiantes de Grado en Información y Documentación.

Becas Biblioteca MNCARS: Dedicadas a la formación de carácter práctico en el ámbito de la biblioteconomía y documentación mediante la participación en las funciones de la Biblioteca y Centro de Documentación del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Es necesario estar en posesión del título de Grado en Información y Documentación. Los criterios de selección son: Expediente académico del solicitante, con una valoración máxima de cuatro puntos. Formación complementaria en el ámbito de la especialidad objeto de la beca, con una valoración máxima de tres puntos. Experiencia profesional en el ámbito de la especialidad objeto de la beca, con una valoración máxima de dos puntos. Conocimiento de idiomas, especialmente inglés, con una valoración máxima de un punto

 

Si conoces más convocatorias de calidad… ¡Te animamos a que las compartas con nosotros! 🙂

De los contenidos a la web: cómo un nuevo CMS te cambia la vida

En abril de 2017 el Museo Thyssen-Bornemisza presentó la remodelación de su web institucional www.museothyssen.org. Esta nueva presencia digital responde a un enfoque estratégico basado en los cambios acontecidos en el entorno tecnológico y en la necesidad de aumentar el número de usuarios online y de visitantes físicos.

La nueva web parte del CMS (Content Management System) Drupal 8, por lo que su edición ha pasado de ser un trabajo laborioso y complejo (requería muchas veces depender de la labor de un programador, quedar a la espera de subidas a producción…y demás procesos engorrosos) a contar con este sistema de gestión de contenidos ágil y dinámico, que además ofrece la posibilidad de poner al servicio de nuestros usuarios una web responsive o adaptativa a todos sus dispositivos móviles.

¿Qué aspectos de nuestro trabajo han cambiado?

1- Los contenidos digitales y su adaptación.

  1. Nuestros usuarios nos consultan cada vez más desde dispositivos móviles y menos desde el ordenador

    Por tanto, todo editor web pasa de maquetar largos textos, información contextual (la que se muestra al pasar el ratón) y cortar imágenes al milímetro a un nuevo entorno: los textos deben ser legibles en un móvil, el ratón no siempre será la forma de navegar por la web y las imágenes se suben a una resolución grande que “mágicamente” se adaptan a las diferentes visualizaciones y tamaños.

2- Su incorporación a la web

  1. Un cambio de web implica -la mayor parte de las veces- un replanteamiento de la arquitectura (para atender las necesidades que se han detectado) y la consecuente conversión de nuestros usuarios. En el caso de la nueva web del Museo Thyssen-Bornemisza se ha traducido en encontrar de una manera sencilla y rápida los horarios, la compra de entradas, la consulta de actividades….no sólo desde su ubicación habitual sino también desde otros puntos de interés de la Web.

    No debemos olvidar que todos estos contenidos digitales deben adaptarse a unas pautas de maquetación y, en general, a un diseño cuidado. 

3- La cara oculta de la edición

La cocina de la web puede resultar un laboratorio de pruebas fascinante con las herramientas que muchos CMS proporcionan: la gestión de usuarios permite que varios perfiles puedan crear el contenido en modo borrador, revisar cómo quedaría y publicar dejando todo el proceso documentado. Revertir cambios, clonar o traducir páginas a partir del texto original sin tener que maquetarlas de nuevo, son algunas de las funcionalidades que harán a partir de ahora la vida del editor mucho más fácil.

Esta nueva forma de trabajo, en el que el contenido va creándose y una vez pasado el ciclo de validación, se publica con tranquilidad, genera un gran beneficio a todos los actores que forman parte de la creación, edición y publicación de los contenidos.

Por último, no debemos olvidar que la reutilización de contenido es clave: contar con un repositorio multimedia que ofrezca las imágenes almacenadas sin tener que volver a subirlas y redimensionarlas, puede suponer un ahorro de tiempo y de dimensionamiento de servidores importante.

4- Lo que permanece

La gestión y edición de contenidos digitales sigue requiriendo de conocimientos y tareas que no varían en el tiempo: cuidar la calidad implica conocer las limitaciones en la difusión por cuestiones legales (desde la privacidad hasta la propiedad intelectual), escribir con una coherencia y tono adecuado a nuestros usuarios, sin olvidarnos de planificar y medir lo que hacemos.

Las métricas digitales se han sofisticado mucho en poco tiempo y ese conocimiento, cada vez más especializado, sirve para sacar conclusiones que nos pueden ayudar a conocer lo que funciona y a distribuir mejor nuestros esfuerzos.

En resumen, cambiar el gestor de contenidos de la web es una decisión difícil en la que muchos factores están implicados (humanos, técnicos, económicos, perfiles necesarios, grado de actualización, funcionalidades…etc) pero cuyo esfuerzo tiene una gran recompensa para el día a día del editor web. No olvides que este “cambio de vida” tiene detrás una reflexión estratégica en la que toda la organización debe implicarse y remar juntos en la misma dirección, de esta manera… ¡el éxito está garantizado!

Adriana Galdiz Orue

Editora web del Museo Thyssen-Bornemisza.
Colabora con la FEAM (Federación Española de Amigos de los Museos) en el área de Comunicación y medios digitales

2018: Odisea en los archivos, que la interoperabilidad nos acompañe

Los días 15 y 16 de junio se celebraron en El Molar (Madrid), las XX Jornadas de Archivos Municipales de Madrid, con un total aproximado de 160 personas y bajo el título “2018: Odisea en los archivos, que la interoperabilidad nos acompañe”, un guiño a la ciencia ficción, de la que ahora somos todos parte interesada. Se debatió sobre el nuevo papel que se nos pide desde las administraciones y que sabemos cumplir porque somos gestores de la documentación y no importa el soporte en el que nos lleguen esos expedientes.

Estas jornadas se realizan para dar a conocer los trabajos científicos que elaboran cada dos años el Grupo de Archiveros Municipales de Madrid formado por 40 profesionales que aportan sus visiones y trabajos al conjunto para presentar en las jornadas sus frutos, siempre con la participación de la Comunidad de Madrid y su Subdirección General de Archivos.

También se abordó el tema del cuadro de clasificación funcional, que tan importante es para la mayoría de los ponentes y que el Grupo de Archiveros Municipales de Madrid defendió, puesto que dibuja a la perfección el mapa documental de la organización. El cuadro de clasificación es un instrumento para informar correctamente y de forma rápida y precisa acerca de la actividad y producción documental, pero también se coincidió en que a nivel operativo lo que resulta imprescindible es una completa y exhaustiva identificación y descripción de los procedimientos, es decir, la creación de un catálogo de procedimientos.

Se habló, por supuesto, de la Ley 39/2015 de Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas y de la Ley 40/2015 de Régimen Jurídicos del Sector Público, del Esquema Nacional de Interoperabilidad, de los metadatos obligatorios o del Sistema de Información  Administrativa (SIA), tan necesario para interoperar. En definitiva, unas jornadas cargadas de conocimientos legislativos, científicos y archivísticos.

Vinieron archiveros desde todos los puntos de la geografía española (Mallorca, Canarias, La Rioja, Granada, País Vasco, etc.) y compartimos conocimientos y charlas amigables en los descansos que trascendían lo profesional para llegar a la amistad de muchos años profesionales compartidos.

Gracias a todos y cada uno de los que acudieron a compartir estas jornadas y hacer que estas fueran un éxito, tanto de participación como de conocimientos compartidos.