DiLAS, un prototipo para la biblioteca 2.0: sistema de anotaciones

En el 8º Congreso ISKO-España, que acaba de celebrarse en León, se incluía una ponencia sobre la web 2.0, a cargo de Hanne Albrechtsen (Institute of Knowledge Sharing, Dinamarca). En ella hizo referencia a los trabajos que se están acometiendo en la red DELOS, un amplio consorcio europeo que trabaja sobre bibliotecas digitales. Uno de sus equipos está desarrollando un prototipo para aplicar un sistema de anotaciones de los usuarios en las bibliotecas. Se denomina DiLAS, siglas de Digital Library Annotation Service.

La filosofía de DiLAS es implicar a los usuarios en el desarrollo de los contenidos, por tanto una propuesta central para la biblioteca 2.0. También se quiere trabajar con usuarios en el desarrollo del prototipo. Claro, pregunté «¿Dónde podemos verlo actuando?» y la ponente reconoció que como todos los productos de consorcios con 60 socios, es difícil que se conviertan en productos y se distribuyan, parece que se limitan a evaluar las posibilidades de aplicación. Me recomendó buscar en la web de DELOS, en donde sí hay algunas exposiciones del proyecto y un wiki del grupo, pero no he visto ejemplos prácticos aún.

Creo que habrá que esperar a que los software de gestión de bibliotecas incorporen este tipo de herramientas pero, desde luego, resulta crucial que en la biblioteca 2.0 se dé entrada a la interacción con los usuarios en los propios contenidos del catálogo. Las anotaciones y comentarios de los lectores deben relacionarse con los registros catalográficos, no quedarse en elementos periféricos como un blog.

Las anotaciones deberían formar parte del necesario «enriquecimiento de los catálogos». Dejémonos de discursos teóricos sobre la biblioteca social y la tecnología del futuro. La realidad es que tenemos unos recursos muy pobres y que ya se están infrautilizando las posibilidades de la tecnología de hoy. Si los registros no incluyen ni el sumario de las obras o una indicación de su contenido, sus posibilidades de uso para localizar la bibliografía sobre un tema son muy reducidas. Hay que dar voz a los usuarios, sí pero no sólo eso, sobre todo hay que ofrecer el mejor recurso posible con los medios técnicos de los que ya se dispone.

Tema del mes de abril 2007: Biblioteca 2.0

0 comentarios Escribir un comentario

  1. También en el mismo ISKO hubo la comunicación de SPITERI, L. (Dalhousie University, Halifax, Nueva Escocia, Canada). «The structure and form of folksonomy tags: the road to the public library catalogue», quien había realizado un estudio sobre la viabilidad de que los usuarios incluyeran tags bajo/sobre los registros catalográficos, a modo de SUS encabezamientos de materia.

    No puedo volver al texto porque he prestado mi ejemplar de las actas, pero sí puedo decir que comparado con el proyecto de DiLAS, me pareció mucho más viable, y por lo que a tecnología se refiere, pensé que sería fácil de implementar con usuarios registrados, con carné de la biblioteca.

  2. Gracias por el apunte, Mina, no asistí a la comunicación de Spiteri, pero sin duda las folksonomías representan también una forma de participación social sobre los sistemas de recuperación de las bibliotecas. Este tipo de iniciativas parece que vienen habitualmente de las bibliotecas públicas, no de las científicas o universitarias, ¿no?

  3. Eso parece, o por lo menos en las experiencias reflejadas en la literatura académica que he encontrado en una búsqueda (demasiado) rápida así lo reflejan.

    Parece que la presentación de Louise Spiteri viene de una previa en el congreso de la Canada Library Association de 2006, congreso significativamente titulado «Libraries build communities». Pero en todo caso la estructura de la comunicación bebe significativamente de un artículo anterior de Adam Mathes (2004), y a saber de dónde viene éste. Es lo que tiene el corta y pega.

    Por lo que a implementaciones de la propuesta, aunque me gustaría encontrar ya (como lo de DiLAS) especialmente para ver si se ha convertido en un recurso popular, no me parece descabellado que un día se pueda navegar en el catálogo por tags además de por palabra clave, autor, encabezamiento de materia, título, etc. Si la tienda Amazon lo permite, por qué no los catálogos de bibliotecas, no solamente las públicas? Ya me gustaría consultar los tags asignados a la bibliografía susceptible de mi consulta o lectura, especialmente los adjetivos.