Los CRAI en la Universidad

En las bibliotecas universitarias se está preparando ya desde hace tiempo el desembarco en el nuevo modelo que supone el CRAI (Centro de Recursos para el Aprendizaje y la Investigación). En la web de la Biblioteca de la Universidad de Sevilla se pueden consultar algunos tutoriales de presentación elaborados en los grupos de trabajo de REBIUN. Ciertamente hay mucho de lenguaje de marketing, pero esto también es necesario para potenciar la función de las bibliotecas dentro de la reforma de la enseñanza superior. La apuesta es muy importante, puesto que otorga nuevos roles profesionales y a la vez supone recuperar la función de mediación en los procesos de generación y difusión de la documentación.

Entre otros aspectos, sin ser un experto, entiendo que hay algunos cambios fundamentales para el desarrollo de los crais que son al tiempo el centro de las dudas sobre su implantación:

  • Reforma de los edificios, para dotar a las antiguas bibliotecas de espacios de reunión, salas de trabajo, aulas,… ¿Es posible hacerlo en todas las facultades? ¿Qué pasará entonces con los edificios que no se reformen? ¿Sólo habrá crais en las bibliotecas centrales?
  • Inserción de la biblioteca en la programación pedagógica de la universidad, preparación de cursillos, presentaciones, planes de alfabetización informacional, actividades socioculturales, coordinación con todo el profesorado… ¿Habrá un nuevo marco para las relaciones con los claustros? ¿Puede que algunos profesionales lo vivan como una injerencia en ambos sentidos entre gremios diferentes?
  • Desarrollo de nuevas competencias para los profesionales, con capacidad para asesorar a los usuarios no sólo sobre recursos de información, sino también sobre aspectos relacionados con la gestión de proyectos, derechos de autor, procesos de edición,… ¿Se resolverá con formación o serán necesarios nuevos perfiles o puestos específicos?
importados
+ posts

0 comentarios Escribir un comentario

  1. Tres comentarios a estos tres apartados

    • Reforma de los edificios

      El modelo CRAI no es un modelo cerrado. Cada institución pondrá en marcha actuaciones diferentes dependiendo de sus posibilidades y de sus compromisos con el cambio Bolonia. Lo que sí es cierto es que si se es capaz de que la Institución asuma que las Bibliotecas se conviertan en centros activos de trabajo colectivo, las posibles y necesarias reformas se incluirán en las reformas/adaptaciones de otros espacios: aulas/salas, etc.

      La adaptación no tiene por qué ser costosa. Siempre en función de las condiciones previas de los espacios, es relativamente sencillo reubicar servicios y establecer zonas diferentes para usos diferentes.
      La ubicación de los CRAIS en bibliotecas centrales o sucursales tambien depende de las políticas bibliotecarias en cada institución. Una de las características de los CRAIS es que necesariamente tiene que ofrecer: horarios amplios, flexibilidad de espacios, integración de servicios actualmente dispersos y atención permanente.

    • Inserción de la biblioteca en la programación pedagógica

      Uno de los objetivos del EEES es la formación en habilidades y competencias y el correcto acceso y uso de la información es uno de esos objetivos. Evidentemente será imposible hacer nada sin la estrecha colaboración del personal docente y el camino no es fácil, ni para ellos ni para nosotros, pero será necesaria una actitud proactiva en esta tarea si queremos cumplir nuestra misión de apoyo a la docencia y el aprendizaje.

    • Desarrollo de nuevas competencias para los profesionales

      Creo que debe ser una mezcla de ambas políticas: promoción/formación del personal actual en las bibliotecas y definición de nuevos perfiles que haya que buscar fuera de las bibliotecas. Los procesos de convergencia con servicios como Informática, Idiomas, asesoramiento pedagógico… son parte de este nuevo modelo. No se trata de que todos vengan a trabajar en la Biblioteca, de que la Biblioteca lo asuma todo. Se trata de un nuevo modelo en el que todos formamos parte de un nuevo servicio que se denomina CRAI y hay diferentes modelos y diferentes velocidades de integración y de puesta en marcha. Cualquier avance en este sentido es un éxito.

  2. Actualización de los recursos de información.

    Es importante gestionar la adquisición de los diferentes materiales
    bibliográficos, tratando de mantener la actualidad, cobertura y
    pertinencia para evitar que al desarrollar las colecciones ,estas
    pierdan actualidad al poco tiempo de su publicación,asi como
    incluir obras básicas de cultura general, peliculas,audiovisuales,
    CD, que complementen la función de docencia e investigación.