Las bibliotecas rurales: premio SEDIC 2008

Cuando hace apenas unos meses, los miembros de SEDIC que integramos el Comité del III Premio Nacional SEDIC a la Calidad y la Innovación nos enfrentamos a la decisión de qué tipo de entidad o tarea debería distinguirse en esta ocasión, fueron varias las opciones que se pusieron sobre la mesa, varias las que se discutieron y también varias las que se quedaron en simples propuestas. Y así fue hasta que alguien sugirió: ¿por qué no premiar a las bibliotecas rurales?, ¿por qué no reconocer públicamente unas entidades acostumbradas a trabajar en la sombra pero esenciales para la satisfacción de las demandas sociales y culturales de sus respectivas comunidades? El acuerdo fue unánime: las Bibliotecas rurales se convertían en el objetivo del Premio.

Desde entones, ha habido reuniones, comidas y, sobre todo, muchos correos electrónicos en los que no hemos dejado de intercambiar opiniones acerca del rumbo que debía tomar la convocatoria. Muchas horas dedicadas a poner en marcha una iniciativa que a todos nos llena de satisfacción pero que cobra todo su sentido cuando con sólo echar una ojeada a la propia blog de SEDIC y ver el ahínco que Bibliotecas Rurales, como las de Valdecalzada o Lobón, ponen en la organización de todas sus actividades, nos queda confirmado que convertirlas en protagonistas del III Premio a la Calidad e Innovación fue un acierto.

Gerente de SEDIC

Gerente de SEDIC