Lecturas, recomendaciones y desencuentros

En un total de 17 entregas hemos ido transcribiendo las respuestas recibidas a la encuesta que proponíamos a los socios de SEDIC sobre qué libros leídos en el último año recomendaban o no, y sobre qué lecturas habían reservado para estos meses en los que supuestamente disponemos de mayor calma y tiempo libre.

El libro estrella ha resultado ser El niño con el pijama de rayas de John Boyne, recomendado por siete personas. Pero sería un error limitar la conclusión a un libro que sin duda está teniendo una importante distribución e impacto en el último año. Creo que es más importante resaltar que entre las 59 respuestas recibidas se han citado nada menos que 127 autores diferentes, y sólo 18 de ellos han sido reseñados por más de una persona.

Otro aspecto a resaltar es el factor ambivalente que causan los superventas. Algunos de estos autores con alta difusión aparecen tanto en la lista de recomendados como en la de obras que han decepcionado. A modo de ejemplo, el propio libro de John Boyne figura también entre los no-recomendados. Mientras que los juicios positivos destacaban su originalidad, sencillez y amenidad, los negativos lo tachan de superficial, previsible, efectista, bobo y poco creíble. Es interesante comprobar esta disparidad que podría trasladarse a otras obras, como El corazón helado de Almudena Grandes, La sombra del viento de Carlos Ruiz Zafón, o El asombroso viaje de Pomponio Flato, de Eduardo Mendoza. ¿Qué parte de esta disparidad corresponde a los gustos personales, qué parte a la experiencia previa con otras obras?

Algunos autores figuran sólo en la lista de no-recomendados: Antonio Gala, Antonio Gómez Rufo, César Antonio Molina, Christopher Moore, Dan Brown, Doris Lessing, Eduard Estivill, Eduard Punset, Elfriede Jelinek, Evelyn Waugh, Federico Moccia, Ildefonso Falcones, Ingrid Noll, Isabel Allende, Julia Navarro, Manuel Rivas, Mark Haddon, Arturo Pérez Reverte, Rosa Regàs,… Bueno, se pedía la opinión sobre las lecturas del último año, no se puede sacar la conclusión de que no tengan también sus lectores no desencantados. Pero sirva esta lista cargada de ilustres nombres para reivindicar el derecho a dejar un libro a medias y a disentir de las imposiciones del marketing editorial.

Por último, entre las lecturas reservadas para el verano se ha llevado la palma El juego del ángel de Carlos Ruiz Zafón, citado por 6 personas. Sin duda será una obra habitual en las playas, aunque tendrá también sus diferencias de juicio. ¿Lo veremos en la encuesta de próximos años?

0 comentarios Escribir un comentario

  1. Pingback: Dan Brown | Lecturas, recomendaciones y desencuentros

  2. Bueno, si bien no dejan de ser impresiones subjetivas, lo cierto es que este tipo de recomendaciones repercuten en otros lectores a la hora de comprar o no un libro, así que es lógico que tantas personas manifiesten opiniones similares.