Jornada SEDIC APEI sobre el futuro profesional: para avanzar, reinventar el presente

María Jesús del Olmo

La Jornada SEDIC/APEI sobre el futuro profesional tuvo lugar el 11 de septiembre de 2009 en el salón de actos del Museo del Ferrocarril de Gijón.

sedic-apei

Con un cartel de excepción, diseñado por Honorio Penadés, El tono de la jornada sobre el futuro de la profesión bien podría resumirse en la paráfrasis de la frase de Alan Kay que se propuso en el fragor del debate: “la mejor manera de predecir el futuro es reinventarlo”.

sedic-apeiTras mucho comentar y debatir, el poso que queda es que los profesionales de la información están aquí para quedarse, aunque han de ser conscientes de que deben reciclar su saber para ir constantemente adaptándose a los nuevos tiempos. Los ponentes destacaron que para recuperar la información de la red es fundamental adaptar los conocimientos tradicionales de la profesión: clasificar, describir, catalogar, ordenar, indizar, son herramientas esenciales para llevar a cabo, con sentido, los procesos de preservación digital y garantizar el acceso a la información (como ejemplo se menciona la información gubernamental, el Plan Aporta y los empeños de transparencia de la Administración Obama).

El lugar elegido para la jornada resultó un espacio acogedor que propiciaba la cercanía entre los participantes y los ponentes de la mesa, así que el debate contó con una decidida e intensiva participación del público asistente, lo que demuestra el interés que el tema planteado sigue despertando; no dio tiempo a responder a todas las preguntas planteadas y se pedirá a los ponentes que respondan en este blog, para compartir sus pensamientos y fomentar el debate virtual.

1. Crónica de la jornada

sedic-apei1

Mª Jesús del Olmo, Noemí Gómez Pereda, Pilar Sánchez Vicente, Bárbara Muñoz de Solano, Javier Leiva, Honorio Penadés y Juanjo Fernández (de izquierda a derecha)

Tras una presentación de los anfitriones de la jornada y co-organizadores de APEI, por boca de su presidenta Pilar Sánchez Vicente, comenzó la jornada, moderada por María Jesús del Olmo, secretaria de SEDIC, que explicó el funcionamiento de la jornada y la esperanza de que las jornadas conjuntas entre asociaciones lleguen a ser práctica habitual. María Jesús comenzó exponiendo su punto de vista sobre el futuro profesional, indisolublemente ligado al compromiso social de bibliotecas y archivos y su labor de integración social en todos los sentidos.

Los ponentes se fueron presentando y comenzaron con sus respuestas a la pregunta 1 “¿Cómo ves la relación de la biblioteca con los usuarios en el futuro?” que generó un debate intenso.

Vamos a exponer algunas de las ideas que se debatieron, aunque un buen resumen de lo comentado a raíz de esta pregunta sería “En el futuro, el profesional de la información tiene que comunicarse de forma personalizada, continuada y transparente con los usuarios; el usuario tendrá más peso que ahora, y se establecerá entre el profesional de la información y el usuario una relación humana de igual a igual.”

A usuario pasivo, técnicas de venta
Se rompe el hielo con una visión tradicional del usuario como ser pasivo y cómodo, pero a la vez exigente. Es el usuario de una biblioteca tradicional donde prevalecen libros, estantes, préstamo. Para llegar a ese usuario es importante la labor de vender el servicio, para meter los servicios por los ojos y que se hagan apetecibles a ese usuario con tendencia a la pasividad. Igual que un consultor de accesibilidad está obligado a escuchar al usuario, la biblioteca tradicional no lo hace, no pregunta suficientemente al usuario. Esto es lo que la biblioteca del futuro necesita hacer: entablar una conversación permanente con el usuario.

Yo, bibliotecario
Se apunta entonces la creencia errónea de muchos profesionales, que están absolutamente convencidos de la superioridad de su criterio frente al del usuario; ellos saben mejor lo que importa, lo que de de verdad necesita el usuario y por eso consideran prescindible el diálogo con el usuario. Y no solo sucede con bibliotecarios, igual con documentalistas y archiveros: la profesión es una, con distintas ocupaciones, como lo define el Euro-referencial.

Comunicar, hablar, dialogar, comentar, interactuar…
Por escrito, por email, por chat, de cualquier forma con el usuario, pero no despreciar el cara a cara, volcarse en las relaciones interpersonales.

Se ruega no callar
Formar, alfabetizar, socializar…se apunta que en el futuro se le dará más valor al usuario. Se destaca el papel de la biblioteca pública como espacio, se prevé un fuerte incremento de la información digital que liberará espacio en la biblioteca pública y será un híbrido entre biblioteca y centro cívico. Espacio de no silencio. Habrá espacios de compartir, de comentar, de celebrar, de “no callar”. El usuario presta su ayuda a la biblioteca y la biblioteca al usuario, en una relación más igualitaria cada vez.

“Caballero que no arriesga, no conquista mujer bonita”
Se cita a Tim Robinson, The Element. La creatividad se ha aparcado en el sistema educativo porque no se prepara a la gente para equivocarse, si uno no está preparado para cometer errores nunca creará nada de valor; igual sucede con la biblioteca: debe arriesgarse, no pasa nada por equivocarse.

Dónde estás corazón, no oigo tu palpitar/el usuario online
Las TICs van a modificar radicalmente la relación del usuario con la biblioteca, al igual que van a tener un peso grande en los cambios que se avecinan para toda la sociedad. La biblioteca física dejará de tener demanda y habrá más consultas desde casa, online.

Yo tecleo, tú tecleas, él teclea
En cierta medida se puede ser optimista sobre el conocimiento de las TICs en la profesión y desde luego se comenta que sirven para acercar los distintos campos profesionales. Pero hay que hacer hincapié en la formación tecnológica de los profesionales, y no solo como usuarios. Porque además se avecinan cambios inevitables que acarrean las TICs y que son sistemáticamente ignorados por la educación universitaria de los profesionales, por ejemplo en los derechos de autor, en la preservación digital, en la protección de datos… es imprescindible empezar a pensar en el mañana desde hoy, así sí podemos ser optimistas sobre nuestro futuro.

Confía en mí, solo en mí…
Se apunta también una visión más optimista sobre la confianza del usuario en la biblioteca en el ámbito de las bibliotecas municipales y rurales, completamente volcadas en el usuario. Las redes sociales colaboran en ese acercamiento y en mejorar la confianza mutua del usuario y la biblioteca, además de servir para cambiar la imagen que los jóvenes —usuarios de futuro— tienen de la biblioteca. El bibliotecario del futuro se habrá de acercar al usuario de tú a tú y mejorar, por tanto su perfil pedagógico a la vez que el tecnológico; las relaciones serán también virtuales. Sin olvidar la brecha digital y los “desconectados” hay que aproximarse a todo tipo de usuario, a cada uno con los medios más apropiados para entablar el diálogo.

ALFIN solos
El público alerta sobre los peligros del usuario que cree poder localizar solo todo tipo de información en internet, sin contrastar su calidad. Destacan la necesidad de empezar a formar usuarios desde el colegio, en comunión con los profesores, que no siempre son rigurosos a la hora de buscar información. Se realza el papel de la alfabetización informacional. Se recuerda la importancia de sostener el entramado bibliotecario en todas sus facetas y se recuerda el concepto de “ecosistema bibliotecario” del que hablaba Jim Rettig, presidente anterior de la ALA, en su visita a España este mismo verano: todo el sistema bibliotecario está íntimamente relacionado y resulta fuerte considerado como un todo, pero a la vez es frágil como conjunto si se debilita alguna de sus partes. Se comenta la importancia del compromiso de las instituciones por que haya bibliotecas escolares de calidad.

Avón llama, dele la bienvenida
Se destaca que en el futuro el bibliotecario tendrá que ser más activo y ser él el que inicie los contactos con sus usuarios potenciales. Se bromea con el “bibliotecario Avón” que va de casa en casa. Se considera que en el futuro será esencial salir de la biblioteca para llegar a la gente.

Ubicuidad y fuerza
Se destaca la necesidad de estar en todas partes, de movernos en muchos ámbitos de forma transversal y multidisciplinar, desde el principio de la formación de los ciudadanos. Y la debilidad del conjunto de la profesión: esencial que los ámbitos se unan para defender sus intereses y ser relevantes en la sociedad: asociacionismo debe fomentarse, pero todos de la mano, archiveros, documentalistas, bibliotecarios. Y trabajar en defensa de la profesión y su promoción en sociedad. Un poco tratando de imitar al mundo anglosajón, donde la profesión tiene más presencia en la sociedad y más transparencia. En el futuro habrá más unión entre archiveros, bibliotecarios, documentalistas y usuarios.

Santa Rita, Rita
No debemos abandonar áreas de trabajo; hemos de esforzarnos por estar. Detrás del diseño de la web, debemos añadir valor, donde haya información debería haber documentalistas siempre. Ojo a no dejar huecos, que son inmediatamente tomados por otros profesionales.

Pregunta 4 “¿Qué parte de tu actividad profesional actual consideras herencia del pasado y quizás prescindible y qué parte consideras una herramienta de futuro llamada a perdurar?”

Pasado y futuro, amarraditos los dos
Las respuestas reflejan el estado de los ponentes de la mesa, que se mueven desde condiciones cuasi-decimonónicas hasta algunas punteras para la profesión.Algunas de las ideas que surgieron fueron que algunos archivos aún son considerados meros almacenes de papel.

¿Y los nacidos digitales?
Una preocupación explícita es que, después de los esfuerzos por digitalizar la información y los procesos, surgen mil dudas sobre cómo se van a preservar para las generaciones venideras muchos de los documentos nacidos digitales; se habla sobre el agujero negro que se puede producir al desparecer aplicaciones, estándares y formatos.

No puedes cargar toda tu vida con el cadáver de tu padre
Se comentó cómo muchos usuarios prefieren continuar con los usos anteriores y reclaman sus artículos fotocopiados, frente a la posibilidad de tenerlos disponibles online en una intranet, de ahí la importancia de la prédica y del ALFIN. Al mismo tiempo, muchos profesionales no acaban de fiarse de las nuevas técnicas y del lenguaje natural cuando está disponible online y la persistencia de prácticas redundantes y que ya no sirven para la recuperación de la información, como los lenguajes controlados en muchos casos; el usuario prefiere el lenguaje natural del texto completo online.

Un arma cargada de futuro
Algunas prácticas del presente se consideran, por unanimidad, herramientas de futuro, como la digitalización para la preservación (aunque sin prescindir de los originales, que siempre pueden aportar más información que sus trasuntos digitales), el trabajo distribuido, las posibilidades que abren las nuevas tecnologías, y la necesidad de promocionar y vender nuestros servicios.

Lo mejor, enemigo de lo bueno
Otro asunto que se comenta es la necesidad de ser prácticos y no pretender hacerlo todo perfecto y siguiendo a pies juntillas los usos tradicionales; muchas veces es suficiente hacer el trabajo, antes que hacerlo perfecto; se comenta que las librerías no catalogan y que los clientes encuentran los libros que quieren, sin problema.

A,B,C
La formación es un elemento crítico que hay que afrontar, porque no hay estudios específicos que sirvan para preparar a los profesionales del futuro, aunque se comenta que el modelo tradicional puede volver a funcionar: experto titulado en una disciplina concreta con un máster en documentación…

La jornada destacó también alguna otra carencia, demostrando la necesidad de contar con un horizonte, un sueño estratégico que guíe nuestros pasos. Y una vez más se habló de la necesidad de movilizarnos como grupo para tener poder e influencia, una vez más la fuerza de las asociaciones profesionales que nos falta.

Lo viejo es lo nuevo
Y tras mucha plática, llegamos a que las viejas herramientas de los profesionales de la información, puestas al día y adaptadas a las nuevas tecnologías, son la esencia para el manejo de la información también en el futuro. Aunque adopten nuevos nombres, persisten los mismos conceptos y las mismas prácticas. Todo ello sin descuidar los nuevos nichos de oportunidad que ofrecen las tecnologías de la información, para saltar a ocuparlos. De este debate surge la paráfrasis de Kay que comentábamos al principio: “la mejor manera de predecir el futuro es re-inventarlo”.

2. Panorama sobre las respuestas del público

sedic-apei2

Al final de la jornada aún se guardó un tiempo para pedir al público que rellenara y entregara la encuesta planteada por SEDIC y APEI que pedía ordenar los siguientes conceptos por orden de importancia/relevancia y explicar por qué. Respondieron 22 personas.

Conceptos planteados en la encuesta nº de veces en primer lugar puntuación obtenida*
1. La biblioteca como elemento de integración social: desfavorecidos y minorías; acceso a la información, fomento de la ciudadanía informada, biblioteca y DD HH. 8 67
2. Web 2.0: el profesional como comunicador, la atención al usuario digital, redes sociales, tecnología móvil, servicios de referencia por SMS, chat, etc. 4 72
3. Creación, gestión y edición de contenidos digitales 5 64
4. Arquitectura de la información, usabilidad, ingeniería documental… 1 52
5. Normalización, digitalización y preservación documental 4 53
6. Diseño, gestión y administración de sistemas informáticos 0 13

*Los puntos se han obtenido otorgando valor numérico al orden establecido en las respuestas, desde el primer lugar=5 puntos, hasta el último=0

Aunque la pregunta 1 sobre el papel social de la biblioteca es considerada la más importante por un mayor número de asistentes, en puntuación aparece antes la web 2.0, el profesional como comunicador y la atención al usuario digital. Es casi unánime que la pregunta 6 no se considera relevante para la profesión, y a veces se matiza: trabajar en colaboración con otros profesionales para abordarla.

Selección de comentarios:

“Es difícil ordenar los conceptos de manera abstracta; cada uno tenderá a hacerlo en el ámbito más cercano a su actividad profesional.”

“Lo más importante: la socialización y la participación; después la organización y el diseño.”

“El diseño, gestión y administración de sistemas informáticos, no lo veo en ningún caso.”

“Destaco el profesional como comunicador.”

“Importancia de la preservación digital desde que aparecen los objetos nacidos en soporte digital; normalización, digitalización y preservación son aspectos de un mismo ámbito, el tratamiento individual de la información.”

“Es importante el terceto de la gestión tecnológica formado por las preguntas 4, 5 y 6, ya que ofrece mayores oportunidades de futuro. Después estaría la salida ‘social’, un tanto incierta ya que es competencia también de muchos otros profesionales y servicios en España. La informática y la web social no creo que ofrezcan oportunidades reales de trabajo en el futuro. En todo caso el papel futuro como mediadores de la información es incierto en un mundo donde las TICs median per se, sin fronteras y sin mercados cautivos. El profesional de la información es una profesión débil, nada lo posiciona como mediador privilegiado.”

“Pongo en primer lugar la web 2.0, los contenidos digitales y el papel de la biblioteca como elemento de integración social simplemente porque el usuario debe ser y seguir siendo el centro de nuestra actividad.”

“Lo primero es dar acceso a todos los que no tienen acceso fácil a educación y ocio. Evitar que los medios tecnológicos sean una barrera para el desarrollo personal. En segundo lugar los contenidos digitales para ayudar a la alfabetización (…). El resto lo veo como un complemento de los aspectos mencionados, sin ningún orden en particular.”

“Destaco la cuestión del profesional como comunicador porque sin aptitudes y actitudes poco puede ser de utilidad al profesional.”

“Todo tiene importancia en función de la orientación hacia el usuario (puntos 1 y 2).”

“Creo que lo más importante es el aspecto de integración social, pero una biblioteca ya no puede ser solo un espacio físico y tangible. La creación de la biblioteca en el espacio web y las herramientas 2.0 para dinamizar la participación de toda la sociedad en la biblioteca completan y propician el cumplimiento del primer objetivo.”

“Para redecorar nuestro curriculum creo que lo más importante es trabajar por nuestra visibilidad social y profesional, de la mano de las cuales se desarrollarán los demás aspectos (…). El quid está en descubrir cómo. Cada uno de nosotros con nuestro trabajo entusiasta, a veces silencioso y aparentemente insignificante.”

“Hay procesos necesariamente paralelos, considero los conceptos que aparecen en las preguntas 2, 4, 5 y 3 como herramientas para llegar al objetivo que plantea la pregunta 1.”

3. Otros puntos de vista sobre la jornada

Desde la mesa:

 
Desde el público:

4. Los ponentes, por estricto orden alfabético:

sedic-apei3Juanjo Fernández García, Documentalista de la Fundación CTIC

Juanjo Fernández nació, creció y comió tapas en León. Actualmente vive en Asturias donde trabaja como Documentalista y Consultor de Accesibilidad y Estándares Web, disfrutando del Paraíso Natural.

Tras un breve paso por la Fundación Germán Sánchez Ruipérez en Salamanca, desarrolla su carrera profesional en Madrid, durante cuatro intensos años en baratz s.a., donde toma contacto de forma directa con la documentación, las bibliotecas y su relación con el mundo de la tecnología, el diseño web, los estándares y la accesibilidad.

La gestión y coordinación de proyectos como el Catálogo Colectivo REBIUN y su colaboración en la gestión y mantenimiento del portal informativo absysnet.com han forjado el carácter de este profesional de la información en continua evolución.

sedic-apei4Noemí Gómez Pereda, Becaria de la Universidad de Cantabria, proyecto de organización del Archivo del Servicio de Carreteras de Cantabria

“Comencé a especializarme en Archivos y Bibliotecas durante mi Licenciatura en Historia. Mi primera gran experiencia laboral fue en el Archivo General de la Universidad de Cantabria, colaborando como becaria en su proyecto de organización, pero para entonces las bibliotecas ya me habían atrapado. Empecé a especializarme el biblioteconomía gastándome lo que ganaba trabajando en archivos: academias, cursos a distancia, presenciales… Mi principal objetivo siempre han sido las bibliotecas públicas, y hace justo un año tuve mi gran oportunidad laboral en la Biblioteca Pública del Estado en Santander.

En mi primera experiencia bibliotecaria allá por octubre de 2007 fue donde creé mi blog “El Observatorio de la Noe”, momento en el que comencé a interesarme por Internet y especialmente por la Web 2.0 A finales de 2008 me sumergí en las redes sociales, especialmente Facebook y Twitter, y desde entonces no he salido. Me fascinan y creo que son una gran revolución.

Actualmente trabajo como becaria en el Archivo del Servicio de Carreteras Autonómicas desde 2007, todo un máster en la realidad del panorama archivístico, al menos de mi comunidad. Admiro y respeto profundamente la profesión archivística, pero en este momento estoy en plena lucha por conseguir plaza en una biblioteca donde poder servir a la gente.”

sedic-apei5Javier Leiva Aguilera, Catorze.com – Director

Javier es socio fundador de la empresa Catorze Asesoría Internet, donde desarrolla su labor profesional como formador y consultor. Además es profesor de Información y Documentación en la Universidad de Vic y del Máster en Comunicación Corporativa e Institucional Digital Web 2.0 de la Universidad de Alcalá. Ha publicado numerosos textos sobre la web social y sus aplicaciones y ha sido ponente en varios eventos sobre la materia. Además, mantiene una fuerte actividad asociativa y es vocal de la Junta del Cobdc.

sedic-apei6Bárbara Muñoz de Solano y Palacios, Jefa del Servicio Biblioteca Digital, Biblioteca Nacional. Miembro de la Junta Directiva de SEDIC

Licenciada en Documentación por la Universidad Complutense de Madrid en 2000. Durante su etapa universitaria, trabajó en el Grupo Editorial Santillana, la agencia EFE, el Senado y el Centro de Investigación y Documentación Educativa. En 2000 comienza los cursos de Doctorado en Documentación de la Complutense, al tiempo que obtiene la Licenciatura de Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid, cuyo último año y proyecto de fin de carrera los termina en la Universidad Nottingham Trent (GB).

A su regreso a España, presenta el D.E.A y en 2005 se Doctora en Ciencias de la Información (Sobresaliente Cum-Laude y Premio Extraordinario de Doctorado) con la Tesis Doctoral titulada: Fundamentos Conceptuales de la Preservación del Documento Digital. En septiembre de 2005 toma posesión de su plaza del Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos en el CINDOC-CSIC, en el Servicio de Acceso al Documento y el mantenimiento del Directorio y Catálogo LATINDEX en revistas españolas de biomedicina. En Junio de 2007 acepta la Jefatura del Servicio Biblioteca Digital y se traslada a la Biblioteca Nacional. En la actualidad, trabaja en el proyecto de Biblioteca Digital Hispánica, es profesora colaboradora honorífica de la UCM, autora de numerosos artículos científicos y es ponente en distintos congresos, seminarios y cursos sobre preservación digital y fuentes de información científica.

sedic-apei7Honorio Penadés, técnico auxiliar de biblioteca en la Universidad Carlos III de Madrid, desde 1993.

Ha trabajado en distintas secciones de la biblioteca, pero siempre ha compatibilizado su trabajo cotidiano con nuevos emprendimientos, dentro y fuera de la Universidad: grupos de mejora de la calidad, reorganización del servicio, cursos de formación de usuarios, diseño de páginas web, intranet corporativa, realización de tareas de marketing bibliotecario, promoción de la lectura y promoción de las aplicaciones 2.0 a la biblioteca. En particular, ha creado el blog 365diasdelibros para la promoción de la lectura entre universitarios, usa Facebook y Twitter desde la biblioteca para promocionar noticias y actividades, navega por el campus de su Universidad en Second Life; está especialmente implicado en tareas de formación de usuarios-ALFIN y aunque empezó un poco por afición se dedica cada día más a las campañas promocionales, al marketing bibliotecario: dibuja carteles, marcapáginas, banners, diseña folletos y exposiciones, y este curso empieza a hacer anuncios para la tele. Todo ello desde el mostrador de información, donde mantiene el contacto con los usuarios.

sedic-apei8Pilar Sánchez Vicente, Documentalista y escritora.

Presidenta de Asociación Profesional de Especialistas en Información (APEI). Jefa del Servicio de Publicaciones, Archivos Administrativos y Documentación, dependiente de la Dirección General de Modernización, Telecomunicaciones y Sociedad de la Información, Consejería de Administraciones Públicas y Portavoz del Gobierno, Gobierno del Principado de Asturias. Licenciada en Geografía e Historia por la Universidad de Oviedo, como escritora ha publicado el ensayo Breve Historia de Asturias y las novelas Comadres, Gontrodo la hija de la Luna y La Diosa contra Roma.

5. Preguntas pendientes para el debate online:

A continuación se exponen las preguntas que quedaron en el tintero, pendientes para el debate online; ¿alguien se anima?

  • Comenta el futuro impacto que esperas que tengan las nuevas tecnologías en la profesión: preservación digital, e-books, realidades virtuales (como elementos de comunicación y formación), redes sociales, etc.
  • Dadas las costumbres de la población a la hora de buscar información en la web y la sofisticación de las búsquedas ¿somos cada vez más prescindibles los profesionales de la información? Como se mencionaba en Iwetel últimamente, ¿son las bibliotecas de hoy día “dinosaurios en vías de extinción, faltas de interés y con colecciones irrelevantes?

Gracias a Clara López Arranz por las fotos de la jornada

0 comentarios Escribir un comentario

  1. Pingback: No doy crédito » Impresiones sobre El futuro profesional

  2. Genial María Jesús, esa mezcla de crónica extensa con frases-lema es muy sugerente.
    Desde luego, los servicios pasivos son ya completamente prescindibles, pero nunca lo serán los proactivos, los que creen contenidos y tengan actividad institucional o social. En otras funciones como la preservación no se puede ir por libre, son tareas de red bajo el liderazgo de las entidades clave.

  3. Enhorabuena por el trabajo reflejado en este post, María Jesús. Efectivamente, bien resumido y bien presentado el debate que tuvimos en Gijón hace casi un mes. Siguiendo tu invitación, trataré de contar otras cosas pre-Gijón, post-Gijón o que se me quedaron en el tintero, pero por el momento allá va mi comentario al punto 5, preguntas pendientes para el debate:

    “¿somos cada vez más prescindibles los profesionales de la información?”

    Yo entré al debate, y se refleja aquí, hablando de la importancia del bibliotecario presencial. El llamado fenómeno de la desintermediación ha hecho que cada vez los usuarios sean más autosuficientes en sus tareas de localizar la información que precisan… ¿es esto cierto? Pues mire, no. El usuario es un señor que mira en Google cómo se deletrea albahaca, la capital de Burundi o el tiempo que hace. Y en general no tiene criterio, o no lo que consideramos criterio, capacidad de análisis crítico de la información que encuentra. Discernimiento, se llamaba antes. Y nosotros ¿sí lo tenemos? Pues yo creo que sí, pero que es importante que no nos pongamos en el papel de “déjame que yo te enseño a buscar en internet…” Hay que ser cuidadoso en esto. Y entonces ¿en qué papel nos ponemos?

    Yo dije entonces que ahora las personas somos un valor añadido a los sistemas de información.

    Luego enlazamos con el papel formador: los bibliotecarios, además de seleccionar recursos de calidad e interfaces amigables, debemos enseñar rápido, en el acto, y por cualquier medio. Hablamos de ALFIN, experiencias en bibliotecas universitarias, y las posibilidades para las escolares y públicas (¡El ecosistema bibliotecario, que decía Retting!)

    Y sobre este tema se me quedaron en el tintero dos preguntas:
    ¿qué responsabilidad tenemos los bibliotecarios ante el fracaso escolar? ¿y qué soluciones podremos aportar ante la crisis económica?

    Ahí es nada

  4. No, no el comentario de Honorio sobre nuestra prescindibilidad o no es enormemente interesante. Abre puertas y ventanas. Y creo que nos brinda otros muchos asuntos para la reflexión. Muchas gracias

  5. Pingback: SEDIC - Blog» Archivo del blog » Jornada: El futuro profesional