“The best way to predict the future is to invent it”
Alan Kay (Palo Alto Research Center (PARC) Meeting / 1971

Cartel de la Jornada

Esta jornada se desarrolló el 23 de marzo en el Salón de Actos de la Facultad de Biblioteconomía y Documentación de la Universidad de Extremadura. Se trata de la segunda edición de una jornada sobre el futuro de la profesión que, en una primera edición, ya realizó SEDIC en Gijón en colaboración con APEI y que se aspira a repetir en otros lugares.

SEDIC pretende empezar a organizar actividades fuera de Madrid en colaboración con instituciones de esos lugares. En esta ocasión SEDIC, ha organizado esta jornada con el apoyo de la Facultad de Biblioteconomía y Documentación de la Universidad de Extremadura, la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Extremadura y la revista Mi Biblioteca.

El formato de la jornada fue el de una mesa redonda con 6 ponentes que respondieron a tres preguntas que se habían planteado previamente. Ha que destacar el grado de participación que tuvo el público asistente que generó un rico debate de intercambio de opiniones e inquietudes.

Lo primero que se pidió a los ponentes es que comentaran el futuro impacto que esperan que tengan las nuevas tecnologías en la profesión: preservación digital, e-books, realidades virtuales (como elementos de comunicación y formación), redes sociales, etc.  Nieves González señaló que, aunque desde años las tecnologías nos están afectando, en el momento actual están suponiendo un mayor cambio ya que están provocando un desligamiento del libro impreso. Para Concepción Jimenez las tecnologías están provocando una modificación de las relaciones entre los bibliotecarios y los usuarios. Además para ella, suponen una gran ventaja en el sentido que ahora desde la biblioteca se pueden dar más servicios sin grandes partidas presupuestarias. Valora la incorporación de bibliotecarios jóvenes que son los que lideran en muchas ocasiones el cambio tecnológico. Myriam Martínez, sobre todo, hizo hincapié, desde la óptica de una profesional en una empresa, en que debemos integrarnos en las áreas de negocio y, en este sentido, la comunicación y el marketing, adquieren un gran protagonismo. Margarita Perez Pulido incidió, como profesora, en la teoría del conectivismo y en el aprendizaje en redes sociales. Para ella, en la biblioteca se produce un fenómeno ecológico en el que los profesionales y usuarios crean comunidades de aprendizaje. La tecnología como cambio en la gestión de la información fue señalado por María Perez, subrayando que los profesionales debemos de dar respuesta a retos como la selección documental y la perdurabilidad de los soportes. Por último como respuesta a esta pregunta, María Jesús Santiago, indico los retos tecnológicos que más influyen a las bibliotecas públicas: las adquisiciones colectivas, la preservación digital y las redes sociales.

Una de las reflexiones del público tuvo gran interés y despertó un debate conjunto. Planteaba que en la actualidad se está produciendo una confusión entre lo que es un ebook y los lectores de ebook, señalando que quizás las bibliotecas se están dejando llevar por una moda, cuando el documento electrónico que se puede descargar sin los DRM de los libros electrónicos es ya una alternativa desde hace tiempo. Para esta persona del público, las bibliotecas deben esperar un poco hasta que la tecnología de lectores y el tema de los derechos no se clarifique. Como respuesta, Nieves González apostó por una prudencia en las bibliotecas, pero por una cierta implementación del nuevo soporte para que las editoriales vean un factor de negocio y empiecen aplicar en este formato. María Jesús Santiago además señaló que a los usuarios sí que les interesa. Opinión que mereció la aprobación de otras personas del público que indicaron que para los usuarios es una ventaja el libro electrónico frente a otros métodos de descarga privados, porque la biblioteca les da más seguridad y más facilidad. Por último sobre esta cuestión, Concepción Jímenez señaló que para algunas bibliotecas el libro electrónico es un futurismo, en el sentido que los usuarios demandan servicios más básicos y remarca la labor social de las bibliotecas.

p3230323

En la segunda pregunta se planteó que, dadas las costumbres de la población a la hora de buscar información en la web y la sofisticación de las búsquedas, si somos cada vez más prescindibles los profesionales de la información. Además si las bibliotecas de hoy día podían ser “dinosaurios” en vías de extinción, faltas de interés y con colecciones irrelevantes. La primera ponente en intervenir, Nieves González, indicó que más que las bibliotecas sean dinosaurios, el problema está en que algunos bibliotecarios sí que son como dinosaurios por su resistencia al cambio. Para ella, debemos reconocer con humildad que ya no somos el punto de acceso a la información y que nuestra pervivencia depende de que salgamos fuera, de que colaboremos con docentes, escuelas… e indica que tenemos nuevos campos de acción como la formación de competencias digitales a la ciudadanía, la evaluación de la información o la reputación digital. Concepción Jiménez también señala que las bibliotecas no cambian, somos los bibliotecarios los que debemos de cambiar. La intermediación, para ella, sí que sigue siendo una función consistente en filtrar la información; así nos convertimos en instructores que debemos de acoger, orientar e informar al usuario. Para Myriam Martínez, nuestro cambio debe de venir de que seamos capaces de arriesgar y que nos creamos nuestro papel. Debemos interpretar las necesidades de los usuarios y darle servicio ya sea presencial o telemáticamente. Margarita Pérez Pulido, piensa que parte de nuestra crisis se debe a nosotros mismos por ser una profesión muy cerrada. Para ella, debemos cambiar la forma de entender la profesión, y en este cambio las competencias en gestión, estudios de usuarios, marketing y planificación son fundamentales. Además la búsqueda de recursos externos se torna fundamental. María Pérez consideró que debemos ser conscientes de la brecha digital y remarcó que debemos potenciar nuestra función social para que todo el mundo tenga acceso a la información. Para María Jesús Santiago, hay que ser justos y reconocer la evolución tan grande de las bibliotecas públicas en los últimos años, pasando de ser bibliotecas de erudición a bibliotecas con servicios a la ciudadanía. Para ella, también en la biblioteca el factor humano es fundamental, al fin y al cabo la biblioteca es lo que quiere el bibliotecario que sea. Las actitudes, la vocación es fundamental, siendo los bibliotecarios servidores públicos.

En las intervenciones del público a esta segunda cuestión se remarcó el papel de los usuarios y como a través de sus propuestas los centros de información cambian. El problema muchas veces viene, como señaló Nieves González, es que conocemos a nuestros usuarios, pero no sabemos lo que quieren las personas que no vienen a nuestros centros. Para María Jesús Santiago tenemos que tener claro que en nuestros centros debe ser antes el usuario que la colección. Por último Margarita Pérez Pulido, señaló la importancia de los planes estratégicos y que estos tengan en cuenta a los usuarios potenciales.

p3230335

La tercera y última cuestión que se planteó a los ponentes es que señalaran funciones profesionales que consideran herencia del pasado y, por ello, quizás prescindibles y funciones que considerasen herramientas de futuro llamadas a perdurar. Nieves González señaló la formación de usuarios, concretamente la formación de competencias informacionales, y las herramientas de la web social, como forma de comunicarnos con los usuarios, como elementos clave en las bibliotecas universitarias. Para Concepción Jímenez y Myriam Martinez la catalogación tradicional es un elemento que desaparece. Margarita Pérez Pulido prefiere hablar de reconvertir funciones, más que de quitar. Para ella, las funciones que tienen futuro son la planificación y los contenidos legales y éticos de la información. Además señala que desgraciadamente en la Ley de Bibliotecas no se recogen nuestras funciones. Para María Perez, la capacidad de adaptación y todo lo que tiene que ver con los presupuestos y contabilidad son los elementos que marcan a un profesional en la empresa. Para María Jesús Santiago, indica que la catalogación y normalización siguen siendo importantes aunque en ocasiones se realice de otra manera, como puede ser la aplicación de metadatos a los objetos digitales. Además ella ve la clave en las aplicaciones móviles.

El público en esta pregunta planteó a la mesa si se consideraba que estábamos valorados como profesionales y la importancia de los colegios profesionales. Concepción Jímenez sí que consideró que poco a poco sí que se estaba obteniendo una mayor consideración y aprecia un cambio de mentalidad en los ayuntamientos hacia sus bibliotecas. Una persona del público apuntó también que sobre todo en centros de documentación muchas veces no conocen nuestras competencias.

Como se ha señalado las intervenciones y el debate fue muy rico en ideas que nos pueden llevar a una reflexión interna de nuestro papel como profesionales. Como varios ponentes señalaron el futuro ya está entre nosotros. Ahora a través de este post os pedimos que también participéis en el debate.

Por último agradecer de nuevo a Honorio Penadés por el diseño del cartel de la jornada.

Podéis consultar un video con un resumen de la actividad:

ONDA CAMPUS – Jornada sobre el Futuro Profesional from ondacampus on Vimeo.

También otra crónica de la Jornada en el Blog Bibliotecarios 2.0:
http://bibliotecarios2-0.blogspot.com/2010/03/best-way-to-predict-future-is-to-invent.html

Ponentes que intervinieron:

  • NIEVES GONZÁLEZ. Bibliotecaria de la Universidad de Sevilla y profesora de Biblioteconomía de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla
  • CONCEPCIÓN JIMÉNEZ. Subdirectora de la revista Mi Biblioteca (Fundación Alonso Quijano) y bibliotecaria en Azuaga (Badajoz)
  • MYRIAM MARTÍNEZ. Directora de Documentación del Grupo Tecnipublicaciones España, S.L. Vocal de la Junta Directiva de SEDIC.
  • MARGARITA PÉREZ PULIDO. Profesora de la Facultad de Biblioteconomía y Documentación de la Universidad de Extremadura.
  • MARÍA PÉREZ RAMÍREZ. Jefe de Proyecto-Departamento Consultoría de CESEX
  • MARÍA JESÚS SANTIAGO FERNÁNDEZ. Directora de la Biblioteca Pública del Estado «A. Rodríguez-Moñino/M.Brey» en Cáceres.

Moderador:

  • CARLOS MIGUEL TEJADA ARTIGAS. Vicepresidente de SEDIC. Profesor titular de Biblioteconomía y Documentación de la Universidad Complutense de Madrid.
importados
+ posts