Ver y comprender. El poder de la comunicación visual de los datos

Data Visualization

Desde hace un par de años han surgido con fuerza numerosas herramientas para la visualización de datos. Es cada vez más común que medios de comunicación, empresas y poco a poco también webs de administraciones públicas, incorporen formas de representar los datos en forma de mapas y gráficos interactivos, infografías o timelines. Una forma de explotar los datos que es una vía complementaria a las tradicionales tablas y listados, que siguen siendo igual de imprescindibles, pero es evidente que la vía más fácil, rápida y directa de hacer comprensible una información, y especialmente pensando en el gran público, es su representación visual.

No olvidemos que nos encontramos además en lo que se ha llamado la “Big data era”. En la actual sociedad digital e interconectada los datos son más que nunca esenciales, se han convertido en realidad en una nueva infraestructura, en la materia prima del siglo XXI. El creciente volumen de datos ha obligado a desarrollar nuevas formas de capturar, analizar y representar los datos y documentos que gestionamos las organizaciones. Han surgido nuevas disciplinas para gestionarlos (“data management”), la minería de datos (‘data mining’), y se han desarrollado exponencialmente las técnicas para su visualización (“data visualization”).

Pero lo relevante no es conocer o saber gestionar la situación actual, debemos ser capaces de anticiparnos a las tendencias, y basta conocer las previsiones de crecimiento del volumen de información para comprender la importancia de las técnicas de visualización y representación de datos. Según el International Data Corporation (IDC) la expectativa de generación de datos en el 2020 es de 35 zettabytes/año, mientras que en la actualidad es de apenas 3 zettabytes. Un zettabyte es un trillón de gigabytes, pero para ser más claros, ese estudio revela que la información mundial se duplica cada dos años. No hay dudas que, por una mera razón de peso, la gestión y visualización de datos es una profesión con futuro.

Una gestión eficaz de la información siempre ha sido imprescindible, pero cuando hablamos de interpretar, de explicar, por ejemplo introduciendo análisis comparativos en el espacio o en el tiempo, se requieren nuevas herramientas visuales. La tecnología nos permite explorar nuevas formas de representar los datos, y los propios documentos, de un modo sugerente y atractivo, y ese mensaje, ese contenido que se pretende comunicar, va a ser mucho más efectivo. No olvidemos además que nuestro cerebro es fundamentalmente visual y que estamos inmersos en la sociedad de la imagen, la simplicidad de la información gráfica es más y mejor aceptada que la textual o numérica, y por tanto su comprensión es también mucho más fácil e intuitiva.

En muy breve espacio de tiempo han surgido numerosas soluciones y herramientas para la visualización de datos que se están aplicando en muy diversas disciplinas, especialmente en los medios de comunicación, pero también comienza a ser relevante su uso en todo clase de organizaciones que necesitan buscar formas alternativas de comunicar los datos y documentos que gestionan, y entre los que se incluyen los archivos, bibliotecas o centros de documentación. Se trata aún de una disciplina emergente, y también muy transversal, se aplican conceptos y estrategias de arquitectura de la información, comunicación, diseño, usabilidad, análisis de datos, etc, por lo que requiere de la aplicación de técnicas de áreas muy diferenciadas, y eso la hace especialmente atractiva. La gestión de la información es cada día más una tarea multidisciplinar que demanda también profesionales con capacidad de adaptación a una época donde los entornos de acceso y comunicación de los fondos y colecciones están en continua transformación y evolución.

Se ha dicho que la cultura del siglo XXI es la cultura de la interfaz. Hemos dejado atrás los años que era suficiente con dar acceso, ahora además debemos hacerlo con la máxima simplicidad, relevancia y facilidad, la “commodity” del mundo anglosajón. Ofrecer a los ciudadanos lo que realmente desean del modo más sencillo y rápido posible, ese es el santo grial que siempre hemos buscado, y ahora parece que las tecnologías nos pueden ayudar a conseguirlo. No es necesario más requisito que el de querer aprender a utilizarlas y adaptar luego sus funcionalidades a las necesidades de cada servicio.

Julio Cerdá Díaz

Julio Cerdá Díaz impartirá, de 26 de marzo a 25 de abril de 2014, el curso Técnicas y herramientas de la web 3.0. Visualización de datos y documentos en el Campus online de Formación Permanente de SEDIC.