El profesional de la información en el ámbito de la ingeniería industrial

Desde hace ya varios años, el profesional de la información no se limita a los tradicionales trabajos relacionados con la pura documentación, bibliotecas y archivos. Cada vez más empresas necesitan a profesionales para gestionar grandes volúmenes de datos, sobre todo en grandes empresas o en el contexto de las Nuevas Tecnologías. Entre estas empresas, podemos destacar las ingenierías industriales, en las que cada vez más profesionales encuentran su camino; sobre todo, debido a la figura del document controller, que es considerada como un elemento indispensable para el correcto desarrollo de un proyecto.

Esta figura, que cada vez tiene más peso en el mundo laboral, todavía adolece de un escaso reconocimiento en las Ciencias de la Información, sobre todo en países no anglosajones. No existe una gran cantidad de literatura científica al respecto, y la formación relacionada con sus funciones no tiene cabida –al menos por el momento- en el temario de los estudios de Grado y Máster. En consecuencia, los recién graduados se enfrentan al problema de falta de conocimientos y experiencia si desean trabajar en este sector.

Pero, antes de nada, cabría preguntarse: ¿qué es un document controller?
Estamos ante un profesional que suele trabajar bajo la supervisión del Project Manager, y cuya principal responsabilidad consiste en la gestión de la ingente documentación generada a lo largo del transcurso de un proyecto de ingeniería industrial. Esta documentación es muy diversa, ya que incluye la generada por los contratistas y los suministradores, además del equipo de proyecto, sin dejar de lado otros documentos circunstanciales que puedan generarse a lo largo del desarrollo de un proyecto.

Estamos, por tanto, ante una labor de gran interés y responsabilidad para la que es necesaria una formación específica, además de ciertas características personales: por ejemplo, la capacidad de trabajar en equipo y bajo presión, además de habilidades de multitarea y una gran capacidad organizativa. También es habitual que sea el responsable de crear Procedimientos de Control de Documentación y es muy importante que haga un seguimiento de la calidad de la documentación, ya que es el responsable de asegurar que sigue los estándares definidos para el proyecto.

En relación a las habilidades puramente profesionales, debido a que la mayoría de los proyectos se llevan a cabo en el extranjero, es muy importante un nivel alto de inglés: en algunos casos, es necesario un mínimo de un C1. Asimismo, el conocimiento y uso de sistemas de Gestión Documental es absolutamente imprescindible: en España, la plataforma más solicitada para trabajar como document controller es Documentum,
así como Alfresco, que es su versión gratuita. Es un trabajo que requiere un actualización continua; por ejemplo, nuevos sistemas como Aconex –que trabajan en la nube- son cada vez más solicitados. El perfil de document controller es, por tanto, multifacético, multidisciplinar, adaptable y en continuo crecimiento.

A pesar de las buenas perspectivas laborales que ofrece el trabajo de document controller, además de servir de plataforma para desarrollar nuevas habilidades como profesional de la información, es importante poner en perspectiva las dificultades a las que se ha de enfrentar. En primer lugar, el habitual desconocimiento de nuestra profesión por parte de las empresas hace que, a menudo, estos puestos se encuentren cubiertos por personas que no tienen titulación, sobre todo si cuentan con un nivel alto de inglés, que es un requisito imprescindible. Este hecho pone en perspectiva la necesidad de que los profesionales de la información se esfuercen por mejorar tanto el inglés como otros idiomas, no sólo para trabajar en este sector, sino también en otros aspectos del mundo de la empresa privada o incluso en otros países.

El hecho de que existan otros perfiles profesionales que trabajan como document controllers es habitual también en el aspecto tecnológico. Si el profesional de la información no está actualizado o desconoce las herramientas de gestión documental necesarias en este trabajo, es muy probable que su puesto lo lleve a cabo una persona que quizás no está tan preparada desde el punto de vista documental, pero que tiene una excelente preparación informática.

En el aspecto educativo, como hemos señalado, existe una falta de formación universitaria para poder trabajar como document controller. El profesional que esté interesado puede realizar cursos –en SEDIC se han impartido, por ejemplo- pero en los estudios universitarios, como hemos explicado, hay una falta de preparación en este aspecto. En consecuencia, es imprescindible que los planes de estudio se renueven y puedan ayudar a los estudiantes a prepararse para poder hacer frente a los retos del mundo laboral. En este sentido, una formación tecnológica actualizada es imprescindible.

En definitiva, el mundo de las ingenierías industriales es un entorno muy
interesante en el que el profesional de la información puede hacer frente a nuevos retos laborales. Es muy necesario que tenga en cuenta los aspectos antes reseñados, como la preparación tecnológica y los idiomas, pero consideramos que puede ser un lugar en el que ofrecer un valor muy positivo a las empresas. Esperamos que esta concienciación también llegue a ellas y podamos ver cada vez más documentalistas trabajando como document controllers en el mundo de la ingeniería industrial.

Zuriñe Piña Landaburu

Doctora en Ciencias de la Documentación.

2 comentarios Escribir un comentario

  1. Gracias por difundir nuestra profesión, estoy muy de acuerdo con todos los aspectos, especialmente por el de la formación universitaria, que no solo no incluye la especialidad o aspectos específicos del Document controller en el sector industrial, sino que además en universidades como la UOC, el grado de información y documentación, está en extinción.

Deja un comentario


* Se requiere casilla de verificación RGPD

*

I agree