Estancias formativas del CCB: experiencia en primera persona

Durante la semana del 10 al 14 de junio de 2019 participé en el programa de Formación del Consejo de Cooperación Bibliotecaria Estancias Formativas para profesionales de Bibliotecas 2019. Fui seleccionada para la Estancia “Las bibliotecas en la formación del hábito lector” que ofertaba el Centro de Estudios de Promoción de la Lectura y Literatura Infantil (CEPLI) dependiente de la Universidad de Castilla La Mancha en su Campus de Cuenca.

El Programa de Estancias formativas del Consejo de Cooperación Bibliotecaria inicia en 2019 este proyecto piloto cuyo objetivo persigue la interrelación entre bibliotecarios españoles pertenecientes a cualquier tipo de biblioteca, así como compartir buenas prácticas que den pie a futuros proyectos, todo ello a través de la realización de estancias cortas de formación en diferentes centros bibliotecarios dependientes de diferentes administraciones y organizaciones.
Desde el CEPLI se nos invitó a los cuatro seleccionados a participar en los seminarios programados aportando nuestra experiencia, cada uno en un área determinada. De esta manera, el encuentro durante esta semana fue muy enriquecedor y tanto organizadores como pensionados pudimos ofrecer y recibir información, compartir experiencias y establecer sinergias.

En la primera jornada, fuimos recibidos en la Biblioteca del CEPLI por Carmina Martínez Blanco, Sandra Sánchez García y Eloísa Santo-Recuenco. Tras una breve visita guiada a la biblioteca del Cepli, se nos ofreció un café de bienvenida en las instalaciones del CEPLI, donde se nos presentó a su Director Santiago Yubero y a otros miembros del equipo, así como también se nos ofreció información sobre el centro y sus actividades, sobre Ocnos: revista de estudios sobre lectura y, además, se nos hizo entrega de material publicado por el CEPLI.

Asistimos a la entrega del XVI Premio Luna de Aire convocado por el CEPLI donde pudimos conocer al autor y la ilustradora de la obra premiada “Muñeca de trapo y otros seres con cabeza y corazón”, publicada por SM. Conocimos también la Biblioteca general de la Universidad de Castilla La Mancha del Campus de Cuenca.

La segunda jornada estaba enfocada al bibliotecario como formador de mediadores y a las relaciones entre biblioteca-escuela: La escuela como formadora de hábitos de lectura. Yubero, director del Cepli y Catedrático de Psicología Social, nos habló sobre la evolución psicológica y la maduración lectora: la diferencia entre saber leer y ser lector, la importancia de ser lectores críticos, la lectura como competencia social necesaria, la importancia del mediador en el proceso de alfabetización y la selección de lecturas por edades . A continuación, Irene Ariza, coordinadora de las bibliotecas de los Colegios Fundación Estudio nos habló de la historia de este centro educativo y las diferentes actividades de animación lectora que se realizan en cada una de las bibliotecas que poseen.

Tras el descanso, pasamos a hablar sobre las relaciones biblioteca-familia: los procesos de socialización y la formación de hábitos de lectura estable. Sandra Sánchez-García directora de la Biblioteca General del Campus de Cuenca, nos trasladó su experiencia en el proyecto «Leer en familia» que coordinó durante varios años en las instalaciones de la Biblioteca Pública de Cuenca y nos mostró los materiales utilizados para esta esta actividad.

El miércoles, el seminario se centró en estrategias y actividades de animación a la Lectura. Luís Sánchez Torres, Técnico de la Sala Infantil de la Biblioteca del Estado de Albacete, nos expuso varias campañas de animación a la lectura para público infantil y juvenil y nos mostró los materiales que se elaboraron para su realización: Lector como la copa de un pino, Pasaporte «La vuelta al mundo en 80 libros», Cuentos contados al oído, Caso sin resolver, álbum de cromos Tankadere, Certamen Libros Gigantes y conciertos en la bebeteca.

Tras la pausa del café, Carmina Martínez Blanco nos expuso su experiencia como coordinadora del Club Universitario de Lectura, en el que participan tanto estudiantes como profesores. Nos habló de los libros que se habían leído y de las actividades que se han realizado como complemento a las lecturas. Posteriormente, Eloísa Santos Recuenco nos presentó el proyecto de animación a la lectura con selección de obras de ficción en el Rincón de Lectura del área de descanso de la Biblioteca General del Campus de Cuenca, así como las campañas de «Cita a ciegas» y «Leones valientes» y el proceso técnico requerido para su puesta en marcha.


El jueves, continuando con estrategias y actividades de animación a la lectura, expuse mi experiencia en la Biblioteca Pública de Segovia con el uso de las Redes Sociales para el fomento del hábito lector en las secciones infantil y juvenil: códigos QR con vídeos en Youtube de poemas para el Concurso «Descubre a Gloria Fuertes», utilización de Twitter como complemento a la lectura del libro Hyde de David Lozano Garbala, reseñas de lectura en los blogs Letragones en su tinta y Travesías de tinta, así como otras informaciones contenidas en dichos blogs, fotos de novedades y actividades en Pinterest, uso de Instagram para fomento de actividades de Juvenil.

Para finalizar, Sandra Sánchez García nos introdujo en las guías de lectura que elabora el CEPLI, su metodología y tipos de guías, así como los paratextos como guía para la selección. Se nos ofreció la posibilidad de colaborar con este Centro para seleccionar textos y publicar una guía de lectura conjunta donde aunemos nuestras experiencias y lecturas imprescindibles de literatura infantil y juvenil.


El viernes, el seminario trató sobre la lectura como herramienta de intervención socioeducativa. Montserrat Cillero Perfecto, Directora de la Biblioteca Municipal José Saramago, inició esta última jornada de seminarios destinada a la lectura en colectivos en riesgo de exclusión. En colaboración con la Asociación Argadini, han puesto en funcionamiento una serie de talleres e iniciativas para el fomento lector en personas con discapacidad: «Escribir por el placer de contar», kamishibai, elaboración de folletos en lectura fácil, proyecto «Pictogramas» entre otros.

Finalizamos el día con David Martínez Ayllón, coordinador del programa Biblioteca Solidaria de la Biblioteca Pública de Cuenca, y la lectura como herramienta de inclusión y socialización. Nos habló de la elaboración de proyectos con la ciudadanía, del voluntariado cultural, de proyectos concretos como el «Proyecto Mochilo» o el premio Biblioteca Solidaria en el Festival Internacional de Cine Social de Castilla La Mancha, mercadillos solidarios de libros, certámenes de fotografía como «Descubriendo África», concursos de relatos, exposiciones itinerantes, proyectos de sostenibilidad, Libros que curan, arteterapia,… así como la colaboración con diferentes entidades.

Regresé a Segovia con la maleta llena de materiales, de buenas ideas, de ganas de ponerlas en práctica y, en el ámbito personal, un puñadito de nuevos buenos amigos a los que siempre me apetecerá reencontrar.

5 comentarios Escribir un comentario

  1. Buena crónica Luisa, fue un gusto compartir aquellos instantes con vosotros. Sin duda una experiencia muy enriquecedora, de esas que dejan buen sabor de boca, principalmente porque todas las iniciativas compartidas son aplicables en nuestras bibliotecas y con los distintos colectivos de usuarios. Gracias.

    • Recursos prácticos y personas que transmiten entusiasmo por su trabajo son fundamentales en este tipo de experiencias. Muy gratificante.

Deja un comentario