Una biblioteca de proximidad en el norte de Navarra: La biblioneta

Hoy día de la Biblioteca quiero resaltar una biblioteca peculiar que no está asentada en el suelo, sino que se mueve y se dirige directamente a sus usuarios: proximidad. Situada en el Pirineo navarro en una zona en la que la orografía es compleja, con unas vías de comunicación difíciles y sin apenas transporte público con población envejecida y dispersa.

Se trata de una biblioteca que presta sus libros a domicilio, se dirige de puerta a puerta a casas particulares, asociaciones, colegios, residencias de la tercera edad. Todo comenzó en 1998, como programa de extensión bibliotecaria de la Biblioteca Aurizberri-Espinal, Martin Saragüeta inicio el proyecto denominado Berragu, que toma su nombre de un monte de Aurizberri-Espina. En 2013 Mar Agos da continuidad al proyecto.

El servicio de préstamo puerta a puerta se inicia con el coche particular de la bibliotecaria quien transporta en su vehículo los libros en préstamo, recorriendo los cuatro valles de la zona, actuando sobre 30 poblaciones y más de 3.000 habitantes.

Valle de Aezkoa
Valle de Arce
Valle de Erro
Valle de Roncesvalles

 

Los usuario y usuarias realizan sus peticiones por teléfono, la bibliotecaria hasta 2018 preparaba los pedidos y los introducía en una caja que trasladaba a su coche particular (apuntaba los kilómetros que hacía para el reembolso del kilometraje) recorriendo carreteras sinuosas hasta llegar a los valles en los que se encontraba la población, soportando lluvia y nieve en sus trayectos lo que ocasionaba en algunos momentos más demora en la carretera, pero siempre llegando a su fin, el satisfacer las necesidades de información, lectura de aquellas personas que no se podían acercar  a la biblioteca.

Se trata de un servicio de cercanía no sólo por la entrega puerta a puerta el libro deseado sino por el constante contacto con la bibliotecaria, a pesar de la distancia, ya que un día o dos antes del reparto, se avisa a los usuarios telefónicamente o por mail para confirmar la cita , se les pregunta qué tal van con sus libros, si necesitan algo, qué quieren…

 

 

 

 

En cada casa se recogen los libros que tienen para devolver y se anotan los que se quedan en préstamo. Y ya en la Biblioteca se vuelcan préstamos y devoluciones al programa de gestión y se anotan los datos en la estadística.

En 2018 El Gobierno de Navarra, a través del Servicio de Bibliotecas adquirió y adaptó una furgoneta sustituyendo al coche particular de la bibliotecaria, obteniendo así una independencia y mayor capacidad. La Biblioneta, así se llama, tiene cuatro cajones en los que caben 600 libros, tiene una mesa abatible para facilitar el préstamo bibliotecario. El exterior de la biblioneta está decorado con gran colorido con libros volando , hojas, animales realizado elaborado por Olatz Aldasoro y rotulado por Gráficas Lizarraga.

Servicios que ofrece:
Búsquedas e información
Servicio de fax
Correo electrónico
Fotocopias
Encuadernación y plastificación
Préstamo de equipos de proyección, sonido, ordenador portátil

Con la biblioneta, Mar Agos, viaja más segura por esas carreteras sinuosas, donde recorre montañas con curvas y donde la climatología es dura en invierno con días fríos, muy lluviosos y con nieve a pesar de ello,  llevando Kilometros de Libros tal como indica la matrícula de la biblioneta KML a los valles despoblados del Pirinero Navarro.

Para sabe más:

Saragueta, Martín;  Agós, Mari Mar. La experiencia Berragu: una biblioteca puerta a puerta en el Pirineo Navarro. EN: Congreso Nacional de Bibliotecas Móviles (8º. Avila. 2017)

Soto, Roberto. (9 diciembre 2016). Proyecto Berragu, la biblioteca casa por casa. [Entrada en blog] Biblogtecarios. Recuperado de https://www.biblogtecarios.es/robertosoto/proyecto-berragu-aurizberri-espinal/

Documentalista. Actualmente trabaja como bibliotecaria en el Servicio de Bibliobuses de Comunidad de Madrid.

Documentalista. Actualmente trabaja como bibliotecaria en el Servicio de Bibliobuses de Comunidad de Madrid.

1 comentario Escribir un comentario

  1. me encantan este tipo de servicios/iniciativas, leí recientemente la entrevista con José Crespo del bibliobus de Zamora y alegran sobremanera. Esperemos que ya sean políticos locales o regionales, sepan mantener fondos para estas magnificas ideas puedan continuar funcionando y que desde luego se extiendan por muchos mas puntos de nuestra geografía.

Deja un comentario