El arte de los ex libris españoles de los Siglos XVIII, XIX Y XX

El día 10 de febrero se Inauguró en el Museo Postal y Telegráfico la exposición “El arte en los ex libris españoles: siglos XVIII, XIX y XX”.

El ex libris es una marca de propiedad de un libro. Puede ser un grabado o una ilustración que se pone en la cubierta del libro. Los ex libris que se exhiben en el Museo Postal y Telegráfico, en esta exposición temporal, son entre otros, los que se encargaban a los grabadores para bibliotecas, como es el caso de la familia Miró de Albertí una de las primeras de la nobleza catalana, el ex libris es una xilografía del siglo XVIII. Entre los ex libris dedicados a las bibliotecas destaca el del conde de Peralada del siglo XIX, grabado a buril, que reproduce el escudo nobiliario de los Rocaberti.

La realeza y la nobleza tenían sus ex libris como es el caso del Rey Alfonso XIII, grabado por Alexander de Riquer, en 1904 con la técnica de aguafuerte, y el ex libris del marqués de Grimaldo. Grabado por Luengo, en Granada, a principios  del siglo XVIII. Reproduce un escudo heráldico sobre la cruz de Santiago, manto y toisón, con la corona sostenida por dos ángeles, llevando en el pie las iniciales L.D.S.M.D.G., que significan “Libro del señor marqués de Grimaldo.” Juan Ruíz Luengo (1683-1758) Fue un grabador calcográfico, que trabajó en Granada entre 1700 y 1758.​ Firmaba con el nombre completo o con solo el segundo apellido y, a menudo, una pequeña granada.

ex libris del marqués de Grimaldo. Grabado por Luengo

Por último, los particulares, pintores, escritores, los mismos grabadores y sus familiares, y los grandes lectores disponían de ex libris como: Santiago Rusiñol, Eugenio D’Ors, Alexandre de Riquer, María Figuerola, Agustín Arrojo, etc.

La exposición la componen 60 ex libris de grabadores españoles de los siglos XVIII, XIX y XX, forman parte de la colección donada al Museo Postal y Telegráfico por el reconocido coleccionista de ex libris Agustin Arrojo Muñoz, funcionario del Cuerpo de Telégrafos. La muestra comienza con un ex libris de Agustín Arrojo realizado por Luis García Falgas en 1951, uno de los preferidos de Arrojo, ya que con este ex libris comienza su colección.

ex libris de Agustín Arrojo realizado por Luis García Falgas en 1951

Un gran tratadista de ex libris de España fue Mariano Pardo de Figueroa, Doctor Thebussem, Cartero Honorario que cuenta con una Sección en este Museo.

La muestra se ha montado siguiendo un orden cronológico. Entre los doce grabadores, de los que se exponen sus obras, destacan en primer lugar los ex libris de Alexander de Riquer (Calaf 1856 – Palma de Mallorca 1920), diseñador, dibujante, pintor, grabador, escritor y poeta. Está considerado además como una de las figuras más importantes del modernismo catalán.

En 1900 realizó un viaje por Europa y descubrió el ex librismo, que en aquellos años estaba en pleno auge. Tras su vuelta a Cataluña, publicó algunos artículos reivindicando el interés artístico de los ex libris y la necesidad de recuperar la técnica del grabado al aguafuerte. Riquer tuvo un papel importante en la introducción del ex librismo en España. No tan solo por tratarse de uno de los primeros artistas en promover esta disciplina, sino por ser maestro de alguno de los grandes ex libristas de generaciones posteriores: Triadó, Renart, Galí, Diéguez y Sert.

En 1903 publicó el libro “Ex-libris Riquer”, donde se recogen sus principales creaciones en este género. Sus ex libris, según Eliseu Trenc, se clasifican en varias tipologías: la primera está formada por los protagonizados por una figura femenina alegórica en primer plano sobre un fondo de árboles y un río; el de Rafael Patxot y Joan Llongueras están en la exposición y son un buen ejemplo.

La segunda es la de ex libris como el de Manuel de Montoliu. Es de forma circular u ovalada y normalmente presentan un elemento figurativo en el centro. A su alrededor, acostumbra a haber dibujados elementos florales.

La tercera tipología, representada por el exlibris de Emili Cabot  comprende exlibris de formato rectangular, sin elementos decorativos y con figuras femeninas o rostros y  los del cuarto grupo se caracterizan por ser todo lo contrario: son sobrios, con pocos elementos florales, y estampados con dos o tres tintas.

Los ex libris de A. de Riquer expuestos datan de los años 1901 y 1904. Las técnicas utilizadas aguafuerte y clisé. Destaca un ex libris  ipse fecit diseñado y grabado para el autor.

La segunda sección de ex libris corresponde al grabador Francisco Esteve Botey (San Martín de Provencals  1884- Madrid 1955). Pintor y grabador, se formó en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando de Madrid. Viajó pensionado a Francia, Italia, Bélgica, Inglaterra y Suiza para terminar siendo profesor de grabado, de dibujo y de arte. Realizó también muchos ex libris. Su pasión por este arte y su actividad educadora le llevaron a escribir una “Historia del Grabado”, publicada en Barcelona en 1935.

Uno de los ex libris expuestos es el que diseño y grabó para él, en 1914. La técnica utilizada es aguafuerte, barniz blando, punta seca y ruleta.

También es importante el que anuncia la “Exposición Ibérica de Ex libris” de Valencia en 1950 y el dedicado a Agustín Arrojo.

En la tercera sección, es de reseñar la figura de la gran grabadora y ex librista Adelaida Ferré Gomis: (Barcelona 1881-1955). Maestra e historiadora fue hija del pintor y decorador Pedro Ferré. Los primeros estudios de Adelaida Ferré fueron en la Escuela Normal Superior de Maestros. Realizó trabajos de documentación y catalogación de los fondos  de los museos de arte de Barcelona.

Uno de los ex libris expuesto está dedicado a su maestro al folklorista Rossend Serra i Pagès  y otro grabado para utilizarlo ella, con la leyenda de San Jorge y el dragón, está fechado en 1917. En ambos utiliza la técnica del aguafuerte.

Continúa la exposición con el apartado del ex librista Luis García Falgás. (Valencia 1882- Barcelona 1969). Desde época del art nouveau se especializó en ex-libris, trabajos que los maestros modernistas desarrollaban con destreza; son interesantes los realizados entre 1916 y 1922 que se exhiben en esta exposición. Como su autorretrato de 1921 y los dedicados a Carmen Gras Domenech y Montserrat Torruella en clisé y aguafuerte.

Otra sección interesante es la dedicada a los ex libris de Joaquín Figuerola Fernández y a su hija María Figuerola Rubio. Joaquín (Barcelona 1878 – 1946), grabador y ex librista, colaboró en el Instituto Catalán de las Artes del Libro, desde donde publicaría un tratado sobre xilografía. Fue decano de la Escuela Elemental del Trabajo en Barcelona. En la exposición destaca el dedicado a Amparo Cañete en el que puede leerse:

 

Si este libro se perdiere

Como puede suceder

He aquí el nombre de su dueña

A quien lo has de devolver

Amparo Cañete

 

En cuanto a su hija María Figuerola Rubio nació en 1923 y fue grabadora de ex libris , la muestra recoge tres dedicados a la familia Arrojo, dos a Agustín Arrojo de los años 1946 y 1947 y otro de Susana Arrojo.

Para finalizar la exposición destacar la obra de tres grabadores:

  • José Triadó Mayol (1870-1929) que aprendió grabado con Alexandre de Riquer y se interesó por todo lo relacionado con las artes del libro. Dibujó también carteles y anuncios. Sobresale el ex libris dedicado a la Biblioteca del Institut Catalán de las Arts del Libre.
  • Pla Pallejá (Rubí 1914-1955). Fue grabador, pintor, bibliófilo, escritor. De los mejores grabadores manejando el buril. Destaca el ex libris de la Biblioteca de los Museos de Arte del Ayuntamiento de Barcelona
  • Antonio Ollé Pinell (Barcelona 1897-1981)  grabador, pintor y fotógrafo español. Su actividad artística más destacada fue la de xilógrafo, aunque practicó otras técnicas de grabado y la pintura al óleo. Como xilógrafo se inició en 1922 numerosos ex libris, como los dedicados a la familia Masó.

La exposición se podrá visitar hasta el 8 de septiembre.

Victoria Crespo
| + posts

Directora del Museo Postal y Telegráfico

Publicado por

Directora del Museo Postal y Telegráfico

2 comentarios Escribir un comentario

Deja un comentario