“Hoy las ciencias adelantan que es una barbaridad…”

Partituras electrónicas: lectoescritura musical en el ámbito digital
Javier Merchán-Sánchez-Jara
Barcelona : UOC, 2019
136 p. ; 18 cm– (El profesional de la información ; 48)
ISBN 978-84-9180-468-0

 

“Hoy las ciencias adelantan que es una barbaridad” le dice Don Sebastián a Don Hilarión en la zarzuela La verbena de la Paloma. Habría que haber visto la reacción de D. Tomás Bretón, compositor de esta insigne obra, si, en su momento, hubiera podido tener entre sus manos y entre sus materiales de trabajo un iPad o programas como el Finale o el Encore o cualquier editor y trascriptor digital: pareciera como si su libretista, D. Ricardo de la Vega, estuviera adelantándose unos cien años a su tiempo, viviendo una especie de Ministerio del tiempo en sentido inverso, del pasado al futuro.

Es una realidad que las ciencias informáticas han volado en los últimos decenios y permiten maravillas como las que nos explica Javier Merchán-Sanchez-Jara en su conciso y clarificador libro Partituras electrónicas: lectoescritura musical en el ámbito digital, perteneciente a la colección El profesional de la información, dirigida por Javier Guallar. El profesor de la Universidad de Salamanca y miembro del grupo de investigación reconocido (GIR) E-Lectra, Grupo de Investigación sobre Lectura, Edición Digital, Transferencia y Evaluación de la Información Científica desgrana en tres grandes bloques todo lo relativo al desarrollo tecnológico y estándares para la codificación musical, con sus respectivas herramientas para la lectura, edición, clasificación o difusión. Es evidente que con la eclosión de la web y las aplicaciones especializadas se han conseguido mejorar las prestaciones de todo lo que rodea el maravilloso mundo de la música y se ha facilitado un mayor y mejor acceso a un público, no solo especializado, sino cada vez más universal. El paso de lo impreso a lo digital es un proceso natural y lógico en pleno siglo XXI y la música no es ajena a ello.

En el primer gran apartado, Caracterización de las partituras electrónicas, se analizan las características principales, las prestaciones y las formas de acceso y formatos más habituales desde los inicios de estas herramientas –con el legado impreso convertido en una especie de “facsímil digital” en PDF–, a las nuevas partituras digitales (e-scores) pasando por la codificación y edición que permiten la trasposición, edición, notación o recreación sonora. El autor pone de manifiesto que las nuevas funcionalidades no deben limitarse al solo avance tecnológico de los dispositivos sino a la clasificación y gestión de contenidos, asistencia a la lectura, estudio, interpretación…La visualización, la gestión de una biblioteca personal, el acceso al texto con la posibilidad de la reproducción sonora de la pieza seleccionada, el paso de página automatizado o la trasposición del discurso musical y estandarización de formatos son elementos fundamentales a tener en cuenta a la hora de introducirse en este bello y complejo mundo.

Este último punto es analizado con detenimiento con la distinción de tres grandes grupos de formatos digitales: genéricos (PDF), EPUB (que permiten la integración de materiales multimedia o sistemas de protección de derechos digitales DRM) y propietarios/especializados (de plataformas comerciales, menos accesibles, pero con mayores prestaciones). Algunos de los ejemplos de este último grupo son, entre otros, LilyPond, Music 21, MEI (lenguaje XML desarrollado por informáticos y documentalistas) y, sobre todo, MusicXML, el estándar más aceptado en todo el mundo para leer e intercambiar información en dispositivos móviles, usado por aplicaciones como Finale, Sibelius, Encore, Cubase (entornos DAW), SmartScore (escaneo) o Notion y Notate (notación musical). En todo momento, el estilo del autor es claro, esquemático y muy académico, apoyándose incluso en algunos gráficos para presentar un tema nada sencillo y que, por su especificidad, puede parecer abrumador desde el punto de vista técnico.

En el segundo bloque el autor analiza Los dispositivos para lectoescritura. Entramos en un mundo que evidentemente ha evolucionado a una velocidad de vértigo y no es nuevo el día en que no se conozcan novedades en este campo: la aparición de los dispositivos móviles, sobre todo del IPad (tablets), claramente ha cambiado las reglas de juego. Dos son las ventajas principales: una buena visualización y manejo y el uso en atriles o lugares de ensayo. Con la descarga de app’s se puede componer, grabar, reproducir archivos de audio y video, corregir documentos…En pocas palabras: ¡una maravilla! El profesor Merchán señala dos tipos de dispositivos: genéricos y específicos. Entre los dedicados exclusivamente al uso musical destaca Guido Music (de tinta electrónica con un efecto de partitura antigua), PadMu (se puede anotar y pasar automáticamente de hoja) o Music Scora (atriles virtuales, magníficos en cuanto a prestaciones, pero muy voluminosos y costosos).

En un segundo espacio, el autor describe los dispositivos de sobremesa, con grandes prestaciones para la edición, creación y modificación de textos musicales. Es la forma de acceso más habitual para quienes utilizan Finale, Sibelius o GuitarPro. Otras aplicaciones como MuseScore –en su versión escritorio– representan una gran herramienta, ya que permite crear una comunidad de usuarios (una especie de mini red social musical) y disfrutar de funcionalidades gratuitas y de pago o Premium. Esta web permite navegar a través de una importante biblioteca de partituras perfectamente organizadas por géneros, autores, instrumentación o tipos de licencia, y muy accesibles gracias a un estupendo buscador.

Otro apartado fundamental que se analiza, pienso yo que, con buen criterio, es todo lo relativo al mundo de las partituras electrónicas en el mundo de la educación. Aquí, el profesor Merchán, buen conocedor dado su rango académico, señala algunas de las plataformas y aplicaciones más comunes como SmartMusic que permite organizar aulas virtuales y aplicar recursos para la interpretación con instrumentos, Tonara o Music Monitor, especializada, esta última, en el seguimiento de un instrumentista durante su formación. También hace un rápido repaso a aplicaciones para la interpretación como Newzik, integrado en orquestas o grupos que deben tocar en tiempo real y son conectados en red para que cada uno sepa su situación y el momento exacto a la hora de tocar.

El tercer y último bloque trata sobre Distribución y acceso a contenidos. En su primer apartado se analizan las bibliotecas digitales y repositorios de acceso abierto y la novedad que han supuesto por facilitar la difusión y el acceso libre a las obras. Uno de los más utilizados en la actualidad entre la comunidad de músicos y aficionados es IMSLP/Petrucci Music Library, con un repositorio de unas 430.000 partituras de unos 15.000 autores (cifras absolutamente espectaculares) que se pueden descargar en formato PDF y que son enriquecidas continuamente por las aportaciones de usuarios pertenecientes a esta red; otros ejemplos de este tipo son Mutopia Project o 8-Notes. El libro finaliza con el análisis de movimientos como los foros y los blogs especializados, creados por comunidades que recaudan y reciben materiales, creando verdaderas autopistas informativas, con una clara orientación pedagógica. Y, por último, la digitalización de bibliotecas personales, que son gran mayoría aún hoy en día con un sistema de escaneado e informatización de material tradicional impreso.

En definitiva, un libro muy interesante, necesario, escrito con lenguaje claro y convincente y con gran afán didáctico, pensado no solo para especialistas en la materia sino también, pienso, para personas que aún se rehúsan a adentrarse en las nuevas tecnologías, en este caso, dentro del campo musical. Hay que felicitar, de nuevo, a Javier Guallar y a la editorial UOC por su colección y por apostar por un tema aún por descubrir y desarrollar en muchos aspectos. ¡Siempre hay un libro nuevo en el que aprender algo!

 

Alessandro Pierozzi

Jefe de la Unidad Grafica del Centro de Documentación de la Consejeria de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad de la Comunidad de Madrid

Bibliotecario, pianista, escritor y divulgador musical

Autor de "Los instrumentos musicales" (Alianza Editorial)

Deja una respuesta