La oportunidad de entrar en el programa de Mentoría de SEDIC surgió a finales del año 2020, ese año fatídico que sin duda constituye (ya) uno de los hitos clave en nuestra historia más reciente. Un año de tragedia e incertidumbre; y, al mismo tiempo, como suele ocurrir, también un año de aprendizaje y crecimiento para los que tuvimos la suerte de pasar solo rozando el desastre, sin tener la desgracia de vivir las consecuencias del COVID-19 demasiado cerca. 

Tanto cuando me inscribí en el programa como cuando lo inicié, estaba desempleada y bastante perdida, tratando de reenfocar mi carrera pero sin tener ni idea de cómo hacerlo. Las responsables del programa, basándose en mi perfil y en mis objetivos (extraídos principalmente a partir de mi cv y un breve cuestionario, cuyo objetivo es servirnos a los potenciales mentorizados a reflexionar acerca de cómo queremos enfocar nuestro proceso de mentoría, y de cómo creemos que nos pueden ayudar mejor desde SEDIC), me emparejaron con la que sería mi mentora: Alicia Baglietto. 

Desde el principio, tuve la impresión de que habían dado en el clavo. Y con “principio” me refiero a los primeros quince o veinte minutos de nuestra primera sesión juntas (en línea, por supuesto). Gracias a su cercanía y a la humildad que demostró en todo momento a pesar de su enorme bagaje y experiencia, me resultó muy sencillo conectar con ella. Tanto, que se convirtió en la mejor acompañante posible durante los procesos de autoconocimiento y búsqueda de empleo que constituyeron los ejes de mi periodo como mentorizada.  Durante el mismo, me llevó de la mano en algunas situaciones, pero sobre todo se enfocó en ayudarme a soltar amarras, empujándome a descubrir por mí misma que tengo los conocimientos, las habilidades y las capacidades para aprender sin parar; y me ayudó a comprender que, de hecho, esa capacidad de aprendizaje es precisamente lo que me permite reescribir mis límites cada día, y abandonar mi zona de confort para acomodarme en lugares que antes me parecían inhóspitos.  

El esfuerzo conjunto fue dando frutos en la forma de pequeños éxitos, pero se manifestó de forma especialmente clara cuando hace poco más de un mes pasé una entrevista y conseguí un nuevo trabajo. Un trabajo que, en principio, puede parecer que no responde al perfil de una persona formada en biblioteconomía y documentación, pero ahí está la gracia de estas áreas: te llevan a cualquier parte. Además, como no somos las piezas de un rompecabezas sino seres multidimensionales y dinámicos, tanto lo que experimentamos como las personas que nos rodean contribuyen a nuestra mejora y redefinición continuas. Quizá por eso es tan importante que nos crucemos con aquéllas que nos empujen a seguir en movimiento. 

Dudo mucho que una evolución de este calibre hubiera sido posible, al menos en este momento, si no hubiera decidido apuntarme a la mentoría; si no me hubieran puesto en contacto con Alicia. No habría sido posible sin nuestras charlas periódicas; sin su presencia continua (mucho más allá de lo marcado y exigido como parte del programa de mentoría). No habría sido posible sin el clima de confianza y seguridad que supo establecer; sin todo el conocimiento y calidez que me ha transmitido; que me sigue transmitiendo. 

En definitiva, esta experiencia ha sido uno de las más productivas, tanto a nivel de crecimiento personal como profesional, que recuerdo haber vivido. No hay duda de que la principal responsable de que haya sido así es mi mentora, pero el hecho de haber conectado con ella fue posible gracias a la labor de intermediación realizada por las responsables del programa. Por eso estoy escribiendo estas palabras. Tal vez las lea alguien que se encuentre en una situación similar a la que estaba yo. Tal vez le motiven lo suficiente como para apuntarse a la siguiente edición. Tal vez se sienta tan bien cuando finalice, que no pueda contenerse y le resulte imposible no tratar de difundir la razón. 

 

 

 

Carla López Piñeiro

Carla López Piñeiro

Doctora en Biblioteconomía y Documentación. Administrativa para supervisión de proyectos en Red Araña https://www.empleoenred.org/