En los últimos años los estudios de género han tenido un gran aumento en proporción al resto de temas o disciplinas. Por ejemplo, en la Web of Science, la palabra «women» aparece una proporción 63% veces mayor en 2021 que en 2000, y en este mismo período «feminism» ha aumentado un 139% (recalco, a proporción, o sea, en relación al total de documentos en cada año). La razón seguramente se debe al aumento de concienciación y sensibilización hacia la brecha de género que existe en tantas actividades y aspectos (sueldos, jerarquías, techos de cristal, estereotipos…), y también a la desgraciada violencia machista de la que actualmente se hacen más eco los medios.

Sin embargo, parece que se han producido algunos avances en la equiparación a los que sin duda ha contribuido que se hable más de ello, a que los medios lo traten con frecuencia y a que el mundo científico lo analice y estudie.

 

                                         

 

En este contexto quise comprobar el comportamiento de autores y autoras con respecto a las citas de los artículos científicos: contabilicé las citas de hombres a mujeres, de hombres a hombres, de mujeres a mujeres y de mujeres a hombres en los artículos de 4 revistas de Información y Comunicación publicadas en 2020. Seleccioné los artículos firmados exclusivamente por mujeres y los firmados únicamente por hombres, que fueron 29 de cada.

El resultado fue que en todas las revistas las autoras citan más a los autores masculinos que a sus congéneres. Como promedio, las mujeres citan un 60% de trabajos masculinos y un 40% de femeninos.

En cambio con los autores masculinos se produce una clara homofilia: los hombres citan un 75% de trabajos realizados exclusivamente por hombres y sólo un 25% de trabajos realizados por mujeres.

Es decir, se demuestra que las mujeres son más ecuánimes y honestas, digamos que juegan más limpio, o con más imparcialidad. Y además no parece que sean más sensibles o afines a las tesis e investigaciones de otras mujeres, pues no tienen más en cuenta sus trabajos que los de los hombres. Salvo algún posible caso aislado, quedó claro que en general no existe una voluntad de las mujeres en tomar medidas solidarias forzando la lectura y la consiguiente citación de trabajos firmados por otras mujeres.

En cambio   ¿por qué los hombres toman más en consideración los trabajos de otros hombres?

 

                                                         

 

Los puestos de trabajo siempre deben ser ocupados por las personas más idóneas. Sin embargo, en mi opinión, debido a que las mujeres deben atender a la maternidad, en una situación de méritos similares debería darse prioridad a las mujeres

 

Los resultados hallados implican una situación negativa para las mujeres, pues si no reciben citas tienen problemas con su índice h y sus méritos no son reconocidos por las agencias de acreditación y evaluación. Así se explica que la carrera universitaria de las mujeres siga un itinerario en el que ellas son mayoría en el comienzo de los estudios, una casi equiparación con los hombres cuando se alcanza el grado de doctor y un declive muy notable en el acceso al nivel de cátedra, como halló un estudio de Lozano-Ascencio, Gaitán-Moya, Caffarel-Serra y Piñuel-Raigada. Rafael Repiso comprobó que en España las cátedras están ocupadas en el 80% por hombres.

 

De todas maneras, en relación con el éxito académico de las mujeres, hay que tener en cuenta también el hecho de que muchas mujeres entre 30 y 40 años abandonan la carrera para dedicarse a la maternidad, momentáneamente o para siempre (pues con la ausencia ya pierden el tren profesional), como explican Papí-Gálvez, Hernández-Ruiz y López-Berna.

 

Difusión

                                                                         

Mi artículo se publicó en Telos. Revista de Estudios Interdisciplinarios en Ciencias Sociales (Maracaibo, Venezuela) indexada en ESCI, Fuente Académica, MLA, EbscoHost, etc., con el doi:https://doi.org/10.36390/telos233.05

Además de en el OJS de la propia revista, Google Scholar lo ha indexado en Redalyc, Gale, Dialnet y EbscoHost. Y yo recientemente lo he subido al repositorio e-LIS. Así pues, creo que el artículo está bastante visible, y ahora espero que la gente lo encuentre, lo lea y lo cite…

A principios de septiembre de este año 2021 envié un resumen del artículo por las listas de correo COMUNICACIÓN e INCYT que en total generó 14 reacciones públicas y unas veinte privadas. Fue una sorpresa y una experiencia muy interesante para mí. La mayoría de mensajes fueron simplemente de felicitación, pero valoré mucho las preguntas sobre la metodología y, sobre todo, las sugerencias para futuros estudios. Por ejemplo, se puede estudiar si los patrones de citación que hallé en esas revistas de Información y Comunicación se repiten en las ciencias experimentales, creo que ahí encontraríamos más brecha. También se podría ver la influencia de la nacionalidad de los autores.

 

 

Bibliografía

  • Dinu, Nicoleta-Roxana . (2021). “¿Citan las mujeres investigadoras más a las otras mujeres que a los hombres?”. Telos. Revista De Estudios Interdisciplinarios En Ciencias Sociales, v.23, n3, 568-583. doi: 10.36390/telos233.05
  • Lozano-Ascencio,  Carlos; Gaitán-Moya,  Juan-Antonio; Caffarel-Serra, Carmen; Piñuel-Raigada,  José-Luis(2020). “Una década de investigación universitaria sobre Comunicación en España, 2007-2018”. Profesional de la información, v. 29, n. 4, e290412. https://doi.org/10.3145/epi.2020.jul.12
  • Papí-Gálvez,  Natalia;  Hernández-Ruiz,  Alejandra;  López-Berna,  Sonia  (2020).  “Digital  transformation  in  the advertising industry from a gender perspective: an analysis of the top agencies”.   El profesional de la información, v. 29, n. 3,  e290323. https://doi.org/10.3145/epi.2020.may.23
  • Repiso, Rafael; Berlanga, Inmaculada; Said-Hung, Elías; Castillo-Esparcia, Antonio (2020). “Titularidad y cátedras en Comunicación en España (2000-2019). Distribución, ritmos de promoción, transferencia entre universidades y endogamia”. Profesional de la información, v. 29, n. 4, e290422.https://doi.org/10.3145/epi.2020.jul.22
Nicoleta-Roxana Dinu

Nicoleta-Roxana Dinu

Biblioteca Nacional de Rumanía

A %d blogueros les gusta esto: