La tercera edición del Programa de Mentoría de SEDIC finaliza esta semana, tras nueve meses de compartir experiencias. Es tiempo ahora de hacer balance, de evaluar los resultados de esta última convocatoria con la ilusión de afianzar nuestra convicción en la necesidad y la importancia de programas como este. Y con esa misma ilusión os invitamos a leer estos extractos del feedback que nos han enviado algunos de los participantes de este año.

Tras haber investigado mucho sobre el programa de mentoría que organiza SEDIC, decidí probar e inscribirme. Sin expectativas. Sabía que todo lo que me aportara, sería bienvenido. No me iba a arrepentir. 

La primera sesión grupal que tuvimos fue reveladora. 15 mentores y 15 mentorizados. Me sorprendí, pues pensaba que seríamos muchos más, que un mentor podía serlo de varias personas. Después comprendí que cada mentor era exclusivo, que ayudaría individualmente a su mentorizado y estaría ahí para cualquier duda o consulta en cualquier momento.

Yo tuve mucha suerte de dar con mi mentora. No me cabe duda de que todos los mentores hicieron lo mejor posible su papel; así, debo hablar desde mi experiencia, inmejorable. 

En primer lugar, tras conocernos y hablar mucho, elaboramos un plan con metas y objetivos. Por ejemplo, un objetivo era ir ganando confianza con la redacción del temario de las oposiciones, algo que me cuesta (y sigue costando). 

Por otra parte, hicimos el famoso análisis DAFO, mis debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades. Me di cuenta de que podía cometer muchos errores en esta etapa opositora, pero también tenía muchas fortalezas. No puedo describir con palabras los ánimos que mi mentora me daba (y sigue dándome). Con cada sesión, salía animada, con muchas ganas y con tareas por hacer. 

Además de darme consejos muy valiosos, me apoyaba con la búsqueda de información y con la recopilación de artículos o material necesario. Quizá no era una sesión de terapia, pero me servía al mismo nivel. 

Por último, y no menos importante, al tener yo admiración por mi mentora (pues me gustaría llegar a ser como ella a nivel profesional) y al tener los mismos gustos profesionales (biblioteca infantil, redes sociales, animación a la lectura, etc.) fue muy fácil mantener conversaciones, charlas respecto a nuestra profesión y cómo hacer que avance, proponer nuevas actividades y hacernos valer. 

El programa de mentoría nunca va a restar, siempre suma. Puedes tomártelo con calma, reflexionar acerca de los consejos que te dan y ponerlos en práctica poco a poco; o, como en mi caso, aprovechar el tiempo al máximo y ser productivo. Tú decides el ritmo, pero no pienses que no servirá de nada.

                                                                                                                                                               Diana Clemente

                                                                     

 

Apliqué al Programa de Mentoría porque quería y necesitaba apoyo para saber dónde y cómo entrar en el ámbito laboral relacionado con la gestión del conocimiento y la información, una inquietud que nació tras haber finalizado un máster en este campo.

Mi mentora me ayudó a concretar y definir el objetivo y me acompañó -con mucha cercanía, empatía y comprensión- en este proceso que implica mucho más que adaptar el CV, aplicar a ofertas de empleo y prepararse para entrevistas. Me escuchó, me observó y me ayudó a ver que mi nuevo propósito y mi trayectoria no estaban tan distantes como yo creía. Me ayudó a reconocer que todo lo que necesitaba en ese preciso momento para emprender esta búsqueda ya estaba en mí, y que los diferentes trabajos me irían marcando los siguientes aprendizajes y pasos en este camino.

Puedo compartiros ahora que esas resistencias se han transformado en un diálogo interno más amable, más motivador y positivo. Y ese diálogo, en el que rescato a cada momento las palabras y saberes mi mentora, me ha aportado la confianza y honestidad necesarias para sentir y saber que lo voy a lograr.

                                                                                                                                                                Olga López

                                                                   

Podemos definir un viaje como una acción por la cual nos trasladamos de un lugar a otro. A menudo hacemos viajes en metros, tren, avión o simplemente andando, pero también hacemos otro tipo de viajes en nuestras vidas. Unos viajes que responden a etapas de la vida, relacionados con nuestros retos profesionales o sentimentales. Y sin duda, el paso de mentorizado a mentor es todo un viaje.

El hecho de poder formar una relación profesional y de amistad con mi mentora me hizo valorar el programa de Mentoring de SEDIC, y fue en una de esas charlas cuando ella me propuso presentarme a mentor. Las dudas que le manifesté sobre mi experiencia o mis aptitudes pronto las borró de mi mente. Y fue ahí cuando empecé mi viaje como mentor.

Ya en mi nueva etapa, encontré necesaria una guionización o al menos unas líneas sobre dónde debería girar nuestro programa de mentor/mentorizada respecto a sus inquietudes. Este guion siempre debe estar establecido respecto al mentorizado, y no respecto al mentor. Con ello no quiero decir que el guion deba seguirse al cien por cien, pues está claro que conforme avanza la conversación, avanzan también otros temas e inquietudes, tanto para el mentor como para la mentorizada. Además, hay que tener en cuenta una cosa: la reciprocidad. Nuestra figura de mentor no es la de “hablar sobre nuestro libro”, sino la de guiar y aconsejar respecto a nuestra experiencia. En base a ello, podremos dejar que nuestro mentorizado inicie él mismo su camino.

El hecho de pasar de mentorizado a mentor creo que ha sido beneficioso en todos los sentidos. Poder estar en los dos lados de la misma moneda me ha permitido una mejor empatía con las decisiones que debía tomar y sobre cómo creía que debían afrontarlas respecto a mi mentorizada.

                                                                                                                                                                  Javier Argento

                                                                             

En mi caso, comencé esta mentoría con el objetivo de acceder con más información hacia el mercado laboral, y me pareció una buena opción el poder cambiar ideas e impresiones con un profesional que me pudiese guiar hacia cuales son los recursos, cursos y caminos que fueran más adecuados para mí, según los estudios y experiencia que tengo.

Las reuniones son realizadas por teléfono o skype, ya que ella trabaja en Galicia y yo en Salamanca. Nosotros seguimos como guía una plantilla de objetivos obtenida del dossier enviado por el equipo coordinador de Sedic. Con esta información, concretamos los temas a tratar en la próxima reunión, dándonos unas semanas para investigar sobre lo que vamos a discutir. Nosotros hemos seguimos este esquema de trabajo pero cada equipo ha de seguir el que sea mas indicado para ellos, al final todo dependerá de los objetivos que se marquen tanto el mentor como el mentorizado.

 Mi mentora me ayuda a resolver mis dudas y me envía información necesaria por e-mail, pero lo mas importante que me ofrece es poder conocer su punto de vista personal en los temas en los que solo tengo mi propia opinión. A veces es difícil para nosotros escoger que camino laboral tomar, sobre todo  cuando tenemos que hacerlo solos en base a nuestro criterio, y es muy útil el poder conocer el tipo de perspectiva de profesional, para saber que decisión es la mas adecuada.                                  

                                                                                                                                                         Javier Calle

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                 

 

Ya estamos preparando la cuarta convocatoria

¡¡¡tienes hasta el 30 de junio para inscribirte!!!

Encontrarás toda la información en nuestra web

https://mentoria.sedic.es/

 

 

Programa de Mentoría de SEDIC

Programa de Mentoría de SEDIC

Grupo coordinador

El programa de mentoría de SEDIC es un programa formal de mentoría a través del cual emparejaremos a miembros con más experiencia con aquellos que son nuevos en el sector y que están buscando orientación profesional.

A %d blogueros les gusta esto: